baja

Omar Figueroa

Suena como raro el cuento de que el director de la Dirección Nacional de Estupefacientes no sabía que su papá estaba pidiendo comisiones por ayudar a adjudicar bienes en extinción de dominio de la entidad bajo su mando