Festejo helado

EXISTEN MUCHAS MANERAS DE CELEBRAR la llegada del Año Nuevo y el italiano Marco Fois decidió recibir 2003 tal como lo indica una tradición romana que se inició en 1946.


EXISTEN MUCHAS MANERAS DE CELEBRAR la llegada del Año Nuevo y el italiano Marco Fois decidió recibir 2003 tal como lo indica una tradición romana que se inició en 1946. Fois se lanzó desnudo desde el puente Cavour, en pleno corazón de la Ciudad Eterna, y cayó en las heladas aguas del río Tíber en un sitio en el que previamente habían derramado generosas cantidades de vino espumoso. Sin duda esta es una manera muy original de brindar por el nuevo año.