proyecciones

Venta de vivienda nueva crecerá 7,5 por ciento en 2021

Los proyectos de interés social son decisivos para mantener las buenas perspectivas en toda la cadena. Se espera que la comercialización de VIS crezca 14 por ciento.


El freno económico que ha tenido el país a lo largo de la pandemia ha golpeado duramente a diferentes sectores productivos. En el caso de la construcción, el Dane registra que entre enero y agosto la mayoría de los segmentos redujeron considerablemente su licenciamiento: oficina -52 por ciento, bodega -40 por ciento y comercio -30 por ciento, solo por mencionar algunos. En promedio, la caída para el total del sector fue de 30 por ciento si se compara con los registros del mismo periodo en 2019.

Pero ese balance poco alentador no opaca el esfuerzo que viene haciendo el sector para superar la crisis. De hecho, las perspectivas para 2021 son mucho más positivas. Según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), se espera una importante reactivación de toda la cadena productiva, especialmente en materia de vivienda.

Las proyecciones de la agremiación sobre este mercado apuntan a vender más de 195.000 unidades nuevas el próximo año, es decir, 7,5 por ciento más que en 2020. De ese total, 145.000 serán viviendas de interés social VIS, 14 por ciento más que lo que se registre este año.

“El mercado de vivienda ha tenido un claro repunte y con señales sostenibles. No se pueden desconocer riesgos y cambios estructurales, pero estamos seguros de que con las acciones de política de vivienda seguiremos en un escenario de reactivación de la actividad comercial de los proyectos. Con esto esperamos generar un repunte en el inicio de obras, la demanda de insumos, la generación de empleo y el valor agregado”, afirma Sandra Forero Ramírez, presidenta de Camacol.

Las perspectivas de crecimiento también se dan en materia de lanzamientos, que se espera se acerquen en 2021 a 190.000 unidades, con lo cual registraría un crecimiento anual de 9,3 por ciento. La inversión en vivienda, por su parte, tendría un incremento de 4,1 por ciento y alcanzaría 34,8 billones de pesos.

Con los subsidios que empezaron a entregarse en el segundo semestre del año, un millón de colombianos tendría casa propia

El subsidio es clave

En el país más de 18 millones de personas viven en estado de déficit habitacional (36,5 por ciento de la población total), según el Censo de Población y Vivienda del Departamento Nacional de Planeación, el Dane y la ONU. Esto quiere decir que una buena parte de los colombianos habita en viviendas en arriendo o en inmuebles que no cumplen con los mínimos para ofrecer una buena calidad de vida.

Estos indicadores dan cuenta de la necesidad de impulsar iniciativas como los subsidios, que hoy son la puerta de entrada a la vivienda propia en Colombia, especialmente entre los que tienen menos ingresos. Para este año, la apuesta del Gobierno es alcanzar 200.000 subsidios: 100.000 para VIS y 100.000 para no VIS. En este caso, la novedad es que las familias podrán acceder a estos recursos así tengan casa propia.

“200.000 viviendas equivalen a construir desde cero una ciudad como Cúcuta. Estos beneficios serán, principalmente, para la clase media, para los más vulnerables y para quienes quieren comprar una segunda vivienda como inversión”, señaló en su momento el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón. 

Con esta nueva tanda de subsidios no solo un millón de colombianos tendrá techo propio, sino que se hará en medio de la coyuntura actual. Para Forero, estos recursos permitirán sostener el empleo de unas 320.000 personas y mover el aparato productivo del país.