ANTONIO JOSE Y CARLOS JULIO ARDILA

icono-flecha

Siendo los hijos varones de Carlos Ardila son generalmente asociados como los herederos del imperio industrial, financiero y de comunicaciones que posee su padre. Sin embargo son mucho más que eso. Carlos Julio, con un poco más de 40 años, es el mayor. Graduado en administración de empresas en Georgetown University, en Washington, tiene su base de operaciones en Nueva York. Antonio José es economista de Harvard y vive en Miami. A pesar de la lejanía terrestre están todos los días en comunicación constante con su padre y son, además de sus hijos, sus consultores y consejeros. En la Organización poseen el cargo de vicepresidentes, posición que es difícil precisar en el tiempo puesto que desde muy jóvenes ya formaban parte de los comités ejecutivos de los diversos negocios del mundo de Ardila. Se han caracterizado siempre por tener en su mente hasta las cifras más insignificantes de más de medio centenar de empresas que posee la Organización. Su personalidad podría describirse como típicamente santandereana, la tierra de su padre. Son personas particularmente discretas. Sin embargo todos los que los conocen están de acuerdo en que aunque son hombres de pocas palabras cada una de ellas vale como si fuera un contrato.

Compartir: