Tendencias
NO USAR, USO EXCLUSIVO MEJOR COLOMBIA, CONTENIDO Fupad
Desde el 2018, FUPAD, mediante el programa Integrando Horizontes, ha atendido a más de 60.000 migrantes venezolanos y colombianos retornados. - Foto: Cortesía Fupad

Esta es la campaña con la que se busca mitigar la xenofobia en contra de los ciudadanos venezolanos refugiados en Colombia

Con la campaña “Ser pana es ser parce, iguales por siempre”, la Oficina de Población, Refugiados y Migración - PRM del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América y FUPAD, hacen un llamado al respeto por la igualdad e inclusión de los migrantes venezolanos refugiados en Colombia.

La esperanza de acceder a un empleo y a mejores condiciones de vida han sido razones suficientes para que 1,8 millones de ciudadanos venezolanos hayan decidido migrar a Colombia en los últimos años, según cifras de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela R4V. En total, del país vecino han salido más de 6 millones de personas, de las cuales más de 5 millones están en América Latina.

Ante la creciente presencia de migrantes y la necesidad de integrar y prevenir la violación de sus derechos, así como mitigar los pensamientos, acciones de xenofobia y discriminación que se presentan en distintos contextos en Colombia, la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), a través del programa Integrando Horizontes, lanzó la campaña “Ser pana es ser parce, iguales por siempre”, con la cual se promueve la igualdad e inclusión de los migrantes venezolanos refugiados en el país.

Gloria Pinzón, Program Officer en FUPAD, destacó que el objetivo es construir un país basado en el respeto y la convivencia en armonía, especialmente con esta población que en su mayoría “ha llegado involuntariamente como consecuencia de la situación sociopolítica que atraviesa su país”.

De acuerdo con el Barómetro de Xenofobia, el año pasado se clasificaron alrededor de 576.817 publicaciones en redes sociales referentes a la población migrante y refugiada proveniente de Venezuela, con contenido que incluía estereotipos, prejuicios xenófobos y llamados a la acción en contra de ellos.

Venezolanos: iniciar una nueva vida en Colombia

Yeniré Sánchez llegó hace siete años a Colombia, tiempo en el que incluso en los momentos más difíciles, como la pandemia, pudo compartir con sus vecinos, colombianos y venezolanos, parte de los mercados que recibía. Para ella, lo importante era que todos tuvieran comida.

Bárbara Rivera, también migrante, recuerda que ha hecho de sus vecinas colombianas su familia. A ellas, poco a poco les ha ido enseñando diferentes aspectos de su cultura venezolana como la cocina y las manualidades; además, se apoyan en el cuidado de sus hijos.

Estas son solo dos historias que reflejan que el respeto, la empatía y el apoyo están por encima de la nacionalidad, y que en un país como Colombia todos caben.

FUPAD es una organización independiente, sin ánimo de lucro, afiliada a la Organización de Estados Americanos, que trabaja para la creación de un hemisferio de oportunidades para todas las personas en América Latina y el Caribe. Puntualmente, en Colombia trabaja desde el año 2001 promoviendo soluciones apropiadas para mejorar las condiciones de vida de comunidades vulnerables.

La organización ha atendido a más de 60.000 migrantes y colombianos retornados desde 2018 a través del programa Integrando Horizontes, en colaboración con la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, socio financiador del proyecto.