américa latina

Protestas en América Latina, ¿qué está pásando?

Independientemente del signo político del gobierno de turno, la lista de países sumidos en el caos por las masivas protestas en América Latina crece.


En las últimas semanas hubo enfrentamientos entre la población civil y la Fuerza Pública en las calles de Haití, Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, Venezuela y Chile, y también en las de Colombia, aunque por razones que distan mucho de las del resto del continente.

Las manifestaciones en cada uno de estos países tienen a su vez raíces diferentes. En el caso de Haití, la corrupción; en el de Argentina y Venezuela, las decisiones políticas; en Brasil, la reforma pensional; en Ecuador, la intervención del FMI; en Bolivia, los conejos de Evo a la democracia, y en Chile la subida en el pasaje del Metro. Pero todas se parecen en tres asuntos fundamentales.

Principalmente, un descontento generalizado con el sistema político y económico tradicional, una clase media creciente que no ha podido conciliar sus expectativas con la realidad y que podría volver a la pobreza en cualquier momento, y unos gobernantes que no han sabido entender las nuevas generaciones y sus formas de aglutamiento.

El caso latinoamericano es particularmente difícil. Durante el boom de los commodities, de 2002 a 2014, 56 millones de latinos salieron de la pobreza. Los gobiernos fueron generosos en subsidios, pues los recursos sobraban. Pero no hay bonanzas infinitas.

La mayoría de ellos no ahorró para las vacas flacas. Y ahora se chocan de frente con una población que hará hasta lo imposible para no volver al pasado. Bajo este panorama se encuentra el continente. Si los presidentes no responden rápido a esta nueva época, se podría generar un efecto ‘ejemplo‘ que desemboque en una tardía "Primavera latinoamericana".