Ricardo Leyva, CEO de Latir e inversionista de Shark Tank; Vivian Montoya, mentora de líderes; y Verónica Crisafulli, CEO y fundadora de MO Technologies
Ricardo Leyva, CEO de Latir e inversionista de Shark Tank; Vivian Montoya, mentora de líderes; y Verónica Crisafulli, CEO y fundadora de MO Technologies - Foto: GUILLERMO TORRES / REVISTA SEMANA

especial gran foro mujeres

Mujeres a la vanguardia empresarial: la historia de dos colombianas que abandonaron la comodidad del mundo corporativo para jugársela por su sueño de hacer empresa

Vivian Montoya, mentora de líderes, y Verónica Crisafulli, CEO y fundadora de MO Technologies, hablan del camino que tuvieron que recorrer para perseguir su anhelo.

Vivian Montoya, mentora de líderes, y Verónica Crisafulli, CEO y fundadora de MO Technologies, se han abierto paso en el mundo empresarial y hoy brillan con luz propia. Ambas decidieron salirse de su zona de confort y abandonaron largas y exitosas carreras corporativas en reconocidas compañías para hacer realidad el sueño de convertirse en empresarias.

Montoya llegó a ser gerente global de comunicaciones para más de 100 países de ABB –una multinacional suiza–. Manejaba un equipo de más de 40 personas y era la única latina. Actualmente es CEO de su propia compañía de coaching, VM Leaders Academy, con la cual busca empoderar a las personas en el mundo corporativo, a través de sesiones personalizadas, conferencias y asesoramiento para contribuir a mejorar el entorno laboral.

Verónica Crisafulli trabajó durante muchos años como consultora de grandes compañías a nivel mundial como Bain & Company, Delta, Mastercard Advisor, entre otras. Sin embargo, en 2017 decidió darle un nuevo rumbo a su vida y creó su emprendimiento fintech.

Como mensaje principal, ambas invitaron a los asistentes a creer en sí mismos y a tener siempre una mentalidad positiva que les permita estar cerca de alcanzar esas metas o propósitos de vida. “Solo se vive una vez, qué importa el qué dirán, qué importa lo que piensa el otro. Hay que levantarse con la motivación de que va a salir adelante esa idea de negocio”, afirmó Montoya.

Como anécdota, Crisafulli contó su experiencia cuando, por primera vez, fue a buscar el capital para su emprendimiento: “Me rechazaron”. Sin embargo, entendió que por ser mujer el camino para emprender sería más largo, pero llegaría a un final feliz. “Si uno no cree en uno mismo, nadie más va a creer en nosotras. Hay que vivir con una motivación y sentir que se puede lograr”.

Durante este espacio, el moderador, Ricardo Leyva, CEO de Latir e inversionista de Shark Tank, también resaltó las garantías que ofrece Colombia para crear empresas. El llamado final fue a invertir en el país y crear así mejores oportunidades para todos.

Lea también: La industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo. Así trabaja por ser más sostenible

Le puede interesar: Empoderar a las mujeres para que alcancen posiciones gerenciales y directivas, así se construye una nueva mentalidad empresarial