coronavirus

Chile no controla el covid-19 a pesar de su amplia vacunación: Santiago vuelve a cuarentena estricta

En su ciudad capital, el país austral ve sus contagios subir en 25 por ciento en dos semanas y toma medidas urgentes. Si bien algo distinta, la tercera cuarentena estricta es un hecho.


Todas las escuelas y los comercios no esenciales estarán clausurados en la capital del Chile hasta nuevo aviso. Una vez más, la tercera desde que se declaró la pandemia en 2020, se decretó la cuarentena estricta, y esta vez va por un tiempo indefinido.

Si bien es una medida conocida, se trata de un confinamiento diferente a los anteriores: el carné para vacunados le permitirá a la población salir a hacer compras esenciales sin restricciones (los no vacunados solo podrán salir dos veces a la semana).

¿Por qué?

Los casos subieron en un 17 por ciento a nivel nacional y, en Santiago, donde reside un 40 por ciento de la población del país austral, se registró un alza de 25 por ciento en dos semanas. Y eso fue más que suficiente para volver a sonar las alarmas y decretar de nuevo las restricciones estrictas. Las autoridades sanitarias así lo anunciaron a pesar de contar con un escenario en el que se ha vacunado a más de la mitad de la población.

Las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) han llegado a una capacidad del 98 por ciento. Y mientras esto sucede, José Luis Espinoza, el presidente de la organización que agrupa a los trabajadores de la salud, FENASENF, asegura que el personal de cuidado está al borde del colapso.

En cifras

Pese a que un 59,2 por ciento de la población objetiva de 15 millones de Chile ha completado su esquema de vacunación contra la COVID-19, y de que 76 por ciento de esa población ha obtenido una dosis, la ocupación de unidades de cuidados intensivos se sitúa por encima del 95 por ciento. Esto significa que solo quedan 180 UCI disponibles en todo el país y 40 en Santiago.

Chile ha contabilizado más de 1,4 millones de contagios y 30.500 muertes. Por semanas viene registrando unos 7.000 casos diarios y empieza a bordear los 8.000.

La vacuna y la variante

Reuters anota que Chile ha usado 23 millones de vacunas, de estas, 17,2 corresponden a Sinovac, 4,6 a Pfizer /BioNTech, y menos de un millón a AstraZeneca. En este balance surgen posibles explicaciones.

Algunos expertos anotan que la efectividad de la vacuna Sinovac es una de las razones por las que todavía no bajan los casos. Otros expertos anotan que a todas las vacunas hay que darles un periodo para alcanzar su máxima eficacia. Según un informe difundido por el Gobierno de Chile, Sinovac evita 65,3 por ciento de los contagios, Pfizer/BioNTech evita el 95 por ciento y AstraZenecao el 80 por ciento.

La ISP, el ente regulador de la salud en Chile, aseguró además que la variante brasilera del virus era prevalente en el país. A esta se la considera dos veces más contagiosa que la original.

La gente, infeliz

César Cortes, médico en la Universidad de Chile, dijo a Reuters, que en 2020 las medidas de confinamiento porque la gente temía morir. “Eso no sucede ahora”, porque lo que teme es a quedarse sin trabajo, sin como sostenerse.

Como informa Agencia EFE, algunos barrios de Santiago ya llevaban confinados casi dos meses, por lo cual las críticas contras las medidas no se hicieron esperar “en todo el espectro político y también entre los expertos, que apuntan a que los encierros deben ser más breves y más efectivos dado que por razones económicas y laborales cada vez se cumplen menos.”

El país mantiene el toque de queda entre las 10 de la noche y las 5 de la mañana, con sus fronteras cerradas hasta el 30 de junio y con medidas restrictivas que han rematado la salud mental de cientos de miles de chilenos y la economía de algunos de los negocios que habían sobrevivido a 2020.

Coyuntura electoral

La segunda vuelta de las elecciones regionales tienen lugar hoy domingo. No se esperaba un gran convocatoria, y parece que la crisis sanitaria acentuará el ausentismo.