CONFERENCIA SOBRE PALESTINA


Un arreglo justo y global del problema palestino debe estar basado en el ejercicio de los derechos de los palestinos, incluyendo el establecimiento de un Estado propio e independiente en Palestina, afirma la declaración final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la cuestión palestina. Inaugurada el pasado 29 de agosto en Ginebra, con la participación de 137 paises, la declaración final, adoptada por unanimidad, expresa "la grave preocupación de todas las naciones y pueblos por la tirantez intemacional que reina desde hace varios decenios en Medio Oriente, cuya causa principal ha sido la negativa de Israel y de los que apoyan sus politicas expansionistas, a reconocer los derechos legitimos e inalienabales del puebio palestino". Estados Unidos, Canadá e Israel asistieron a la conferencia en calidad de observadores, asi como los países miembros de la Comunidad Económica Europea, excepto Grecia, Austria, Finlandia y España que lo hicieron como miembros de pleno derecho.