Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Protestas George Floyd
La joven ha recibido muchos elogios y mensajes de agradecimiento. De hecho, Angela Harrellson, tía de George Floyd, aplaudió el haber grabado el video (Foto de Joe Raedle / Getty Images). - Foto: Getty Images

justicia

La joven detrás del video de la muerte de George Floyd y que fue clave en el juicio contra Derek Chauvin

Darnella Frazier obtuvo la grabación más larga del hecho y captó los momentos de agonía y posterior muerte de Floyd.

Darnella Frazier es una joven de 18 años estudiante de secundaria que se encontraba con su prima de 9 años en la intersección de la avenida 38 y la avenida Chicago en Minneapolis, Estados Unidos, en mayo de 2020.

Ese día, y en el mismo instante en que la estudiante se disponía a cruzar la calle, vio cómo el oficial de la Policía Derek Chauvin sometía a George Floyd por nueve minutos con su rodilla sobre su cuello, lo que le causó la muerte.

Al ver el hecho, la joven sacó rápidamente su celular y grabó todo lo que ocurrió. Su video fue el más largo y claro de los que grabaron los diferentes testigos que estaban en el lugar. De hecho, fue la prueba más importante para poder declarar a Chauvin culpable de los tres cargos que se le imputaron.

La joven también hizo parte de las personas que testificaron en contra de Chauvin en el juicio. En el hecho, según contó CNN en Español, Frazier aseguró que escuchó a George Floyd decir: “No puedo respirar, por favor, quítate de encima”. “Él sufría. Parecía saber que todo había terminado para él”, dijo en su declaración.

Cuando se dio el veredicto, la joven publicó en sus redes sociales un mensaje de celebración. “Estaba tan ansiosa… ¡Pero saber que (es) CULPABLE DE LOS TRES CARGOS! GRACIAS, DIOS, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. George Floyd, ¡lo logramos! ¡Se hizo justicia!”, añadió en su mensaje.

La joven ha recibido muchos elogios y mensajes de agradecimiento. De hecho, Angela Harrellson, tía de George Floyd, aplaudió el haber grabado el video.

De acuerdo con CNN, Harrellson afirmó: “Lo triste es que si no hubiera sido por esa chica de 17 años, Darnella, hubiera sido otro hombre negro asesinado por la Policía (…) y hubieran dicho ‘Oh, fueron las drogas , oh, fue esto’”.

El video de Frazier no solo sirvió para lograr encarcelar a Chauvin, sino que otros tres agentes que se encontraban en el lugar fueron despedidos y se prohibieron las maniobras de restricción por el cuello y una investigación federal por su uso.

Los movimientos en pro de la justicia racial también agradecieron el video de la estudiante porque gracias a este, dijeron, “se logró desencadenar un movimiento que exige el fin del racismo sistémico y la violencia contra los negros a manos de la Policía”,escribió Suzanne Nossel, CEO de PEN America, una organización sin fines de lucro que trabaja por la libertad de expresión.

Sobre las muestras de agradecimiento, Frazier aseguró que no puede responder todos los mensajes que le han enviado pero que está muy emocionada por las muestras de cariño recibidas.

Condena de Chauvin

Este 20 de abril, el expolicía Derek Chauvin fue declarado culpable de los tres cargos de asesinato y homicidio involuntario por los que estaba acusado tras la muerte del afroestadounidense George Floyd, en un caso que dejó al descubierto profundas divisiones raciales en Estados Unidos y provocó que cientos de ciudadanos salieran a marchar pidiendo justicia.

Tras diez horas de deliberación del jurado del tribunal del condado de Hennepin, en Minesota, los doce integrantes del jurado popular señalaron que Chauvin es culpable de asesinato involuntario en segundo grado, de asesinato en tercer grado y de homicidio en segundo grado por la muerte de Floyd en mayo de 2020, cuando presionó con su rodilla el cuello de la víctima durante más de nueve minutos.

La condena por homicidio involuntario en segundo grado es una pena de prisión de no más de 40 años, mientras que la de asesinato en tercer grado le puede suponer otros 25 años como máximo tras las rejas. La sentencia por homicidio en segundo grado no supera los diez años y una multa económica de 20.000 dólares.

Momentos después de que el juez anunciara los veredictos de culpabilidad de asesinato en segundo y tercer grado y homicidio involuntario, los partidarios de Floyd estallaron de alegría frente al palacio de justicia en esta ciudad del estado de Minnesota.