mundo

Por consumir alcohol adulterado murieron 42 personas en la India

De los 5.000 millones de litros de licor que se consumen cada año en la India, alrededor del 40 % proviene de manera ilegal.


Al menos 42 personas murieron y otras casi 100 tuvieron que ser hospitalizadas desde el pasado lunes en los distritos de Botad y Ahmedabad, en el Estado de Gujurat, al oeste de la India, por ingerir alcohol adulterado de contrabando, informó este jueves la policía.

“Treinta y una personas fallecieron tras consumir alcohol adulterado en Botad. Otras cincuenta fueron ingresadas en el hospital en el vecino distrito de Bhavnagar”, declaró a la Agencia AFP el inspector general de las fuerzas del orden de Bhavnagar, Ashok Yadav.

Además, en Ahmedabad se registraron otros once decesos por el consumo de alcohol adulterado, según información entregada por un alto responsable de la policía, V. Chandrasekar.

En el Estado de Gujarat, de donde proviene el primer ministro, Narendra Modi, el consumo y la venta de alcohol está prohibido por ley. Según Yadav, los residentes de media docena de aldeas tomaron alcohol suministrado por un traficante local el pasado domingo.

“La investigación revela que las víctimas habían consumido metanol industrial, lo que causó sus muertes”, indicó el ministro de Interior del Estado, Harsh Sanghavi. Además, dijo que 97 personas estaban siendo atendidas en el hospital. Dos de ellas se encuentran en estado crítico.

La policía ya ha arrestado a varias personas en el Estado de Gujarat por la venta de alcohol ilegal. Centenares de personas mueren cada año en la India, intoxicadas por alcohol fabricado en destilerías clandestinas.

De los 5.000 millones de litros de licor que se consumen cada año en el país, alrededor del 40 % proviene de manera ilegal, según el International Spirits and Wine Association of India.

El alcohol se altera a menudo con metanol para aumentar su intensidad. Si se ingiere, el metanol puede causar ceguera, daño hepático e, incluso, la muerte.

Una mujer con dolor de cabeza por consumo de alcohol
97 personas estaban siendo atendidas en el hospital tras el consumo de alcohol adulterado. - Foto: Getty Images

Cinco personas murieron y más de 150 resultaron heridas por terremoto en Filipinas

Pobladores ansiosos durmieron afuera de sus casas luego de que cientos de réplicas sacudieron el norte de Filipinas después de un potente terremoto de 7,0 grados de magnitud que dejó cinco personas muertas y más de 150 heridos.

El epicentro del sismo fue en la provincia de Abra, pero derribó edificios, provocó deslizamientos y sacudió torres a cientos de kilómetros en la capital Manila.

“Desde ayer hay sismos casi cada 20 minutos, 15 minutos. Muchos durmieron afuera anoche, casi todas las familias”, comentó Reggi Tolentino, dueño de un restaurante en la capital provincial de Bangued.

Cientos de edificios resultaron dañados o destruidos, las carreteras estaban bloqueadas por deslizamientos y las provincias más afectadas quedaron sin servicio eléctrico. Pero en Abra, donde se sintió más fuerte, el daño general ha sido “mínimo”, dijo a AFP el jefe policial Maly Cula.

Filipinas suele ser sacudido por sismos debido a su ubicación en el "Anillo de Fuego".
El terremoto de este miércoles ha sido uno de los más fuertes de los últimos años en Filipinas. - Foto: Twitter @txtimbeta

“No tenemos a mucha gente en los sitios de evacuación, aunque mucha gente durmió en las calles por las réplicas”, acotó Maly Cula.

Se han registrado más de 800 réplicas después del terremoto, incluidas 24 con suficiente fuerza para ser perceptibles, indicó la agencia meteorológica local.

En la ciudad histórica de Vigan, un sitio Patrimonio Mundial de la Unesco, estructuras centenarias construidas durante la colonia española resultaron dañadas.

El gobernador Jeremias Singson comentó a la red Teleradyo que 460 edificios en la provincia se vieron afectados. “Nuestra industria turística es pequeña y los dueños de negocios se vieron muy afectados”, indicó.

Filipinas suele ser sacudida por sismos debido a su ubicación en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, un arco de gran actividad sísmica que va de Japón a la cuenca del Pacífico, cruzando el Sudeste Asiático. El terremoto del miércoles fue uno de los más fuertes de los últimos años en Filipinas y se sintió a lo largo de la isla Luzon, la más poblada del archipiélago.

En octubre de 2013, un sismo de 7,1 grados golpeó la isla de Bohol en el centro de Filipinas, dejando más de 200 muertos. Iglesias antiguas en la cuna del catolicismo filipino resultaron seriamente dañadas y casi 400.000 personas fueron desplazadas.

En 1990, otro sismo de 7,8 grados en el norte de Filipinas dejó más de 1.200 muertos y causó daños en edificios de Manila.

*Con información de la Agencia AFP