Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Seis puntos clave del “histórico“ plan de la UE para enfrentar la pandemia - Foto: AP

mundo

Seis puntos clave del histórico plan de la UE para enfrentar la pandemia

Por: AFP

El acuerdo para recuperar su economía está basado en un presupuesto de un billón de euros para el período 2021-2027.

Los dirigentes de la Unión Europea (UE) lograron este martes un acuerdo calificado de "histórico" sobre un plan masivo para impulsar su economía tras la crisis del coronavirus, vinculado a un presupuesto de un billón de euros para el período 2021-2027.

A continuación, los seis puntos clave:

1. Un plan basado en deuda común

El fondo de recuperación de la UE dispondrá de 750.000 millones de euros (unos 840.000 millones de dólares), que la Comisión Europea tomará prestado en los mercados financieros en nombre de la UE.

Esta nueva competencia acordada en Bruselas se limitará "en volumen y duración". El reembolso de la deuda deberá terminar para 2058, a más tardar.

2. Préstamos y subvenciones

Del volumen total, 390.000 millones de euros se entregarán a los países del bloque en forma de subvenciones, que serán rembolsadas por los 27 en conjunto, y 360.000 millones como préstamos, a devolver por cada país.

El corazón del fondo (312.500 millones en subvenciones) se destinará a la financiación de programas de reformas y de inversiones que cada país beneficiario deberá definir en un plan nacional de recuperación.

El 70 por ciento de las inversiones previstas en cada plan nacional se asignará entre 2021 y 2022 según criterios como población o desempleo en el último lustro, mientras que el 30 por ciento se asignará en 2023 teniendo en cuenta el impacto del coronavirus en el PIB.

El resto del fondo se destinará a diversos programas europeos de investigación (5.000 millones), desarrollo rural (7.500 millones) o al Fondo de Transición Justa (10.000 millones) para las regiones más atrasadas en la transición energética.

3. Un mecanismo de control

La Comisión evaluará los planes nacionales de recuperación, un informe que los países deberán aprobar a continuación por mayoría calificada de los 27 (un 55 por ciento de los países que representen 65 pro ciento de la población).

Sin embargo, bajo presión de los Países Bajos, un país podrá lanzar una señal de alarma cuando considere que un socio no cumple con las reformas fijadas y el caso pasaría a un debate de los mandatarios. El desembolso se suspendería a la espera del debate.

4. Gastos sobre clima

Los gastos de la UE deben estar en sintonía con el Acuerdo de París sobre clima. El bloque se fijó como objetivo que el 30 por ciento del gasto se consagre a la lucha contra el cambio climático. 

El presupuesto plurianual, al igual que el fondo de recuperación, deberá "conformarse" al objetivo de neutralidad de carbono en 2050 y a los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030.

5. Un presupuesto de 1,074 billones de euros

El Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027 ascenderá a 1,074 billones de euros (1,229 billones de dólares), entre ellos una "reserva" de 5.000 millones de euros para ayudar a los sectores y países más golpeados por el Brexit.

El presupuesto también incluye medidas de flexibilidad para la política de cohesión (destinada a las regiones menos desarrolladas) y la Política Agrícola Común (PAC), para que los países puedan agregar financiación a los dos programas históricos.

La política de cohesión ascenderá a 330.200 millones y la PAC a 336.400 millones (258.600 millones para los pagos directos a los agricultores y 77.800 millones para el desarrollo rural). Las dos se completan con fondos en el plan de recuperación.

6. Nuevos recursos propios

Para ayudar al reembolso del préstamo, la UE se dotará de nuevas fuentes de ingresos. La primera etapa será la creación de un impuesto al plástico no reciclado a principios de 2021.

La Comisión deberá presentar una propuesta sobre un "mecanismo de ajuste de carbono en las fronteras", que gravará los productos importados y fabricados con un sistema muy contaminante, así como un impuesto digital. Ambos deberán aplicarse "a más tardar" a principios de 2023.

Al ejecutivo comunitario también se le urgió a idear una nueva reforma del mercado de emisiones de CO2, sin fecha precisa.