relaciones internacionales

Vuelve a revivir la tensión entre China y Estados Unidos

Los países se criticaron mutuamente sus políticas comerciales y diplomáticas.


Representantes de China y Estados Unidos están sosteniendo una reunión diplomática en Alaska, en lo que es el primer acercamiento del gabinete de Joe Biden con el país asiático.

Durante la sesión de apertura de la reunión, funcionarios de cada país criticaron duramente las políticas de la otra nación, lo que ha generado temor de que se pueda presentar una nueva escalada en las dificultades de las relaciones comerciales de ambos países.

Estados Unidos está buscando que China cambie su comportamiento si quiere restablecer las amargas relaciones, pero Pekín ha dicho que Washington está lleno de ilusiones si cree que se comprometerá.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, abrieron su reunión con el principal diplomático de China, Yang Jiechi y el consejero de Estado Wang Yi, en Anchorage, en un combate inusualmente extendido frente a las cámaras, recién salido de las visitas de Blinken a aliados de Japón y Corea del Sur.

“Vamos a discutir nuestras profundas preocupaciones con las acciones de China, incluso en Xinjiang, Hong Kong, Taiwán, los ataques cibernéticos a los Estados Unidos, la coerción económica de nuestros aliados”, dijo Blinken en declaraciones públicas.

“Cada una de estas acciones amenaza el orden basado en reglas que mantiene la estabilidad global”, dijo.

Yang respondió con un discurso de 15 minutos en chino mientras la parte estadounidense esperaba la traducción, criticando lo que dijo era la lucha por la democracia de Estados Unidos y el mal trato a las minorías.

“Estados Unidos usa su fuerza militar y hegemonía financiera para llevar a cabo una jurisdicción de brazo largo y reprimir a otros países”, dijo Yang.

“Abusa de las llamadas nociones de seguridad nacional para obstruir los intercambios comerciales normales e incita a algunos países a atacar a China”, agregó.

Por su parte, Sullivan dijo que Estados Unidos no busca un conflicto con China, pero que defenderá los principios y amigos del país.

Washington dice que la gira por Asia antes de la reunión con funcionarios chinos, así como el acercamiento a Europa, India y otros socios, muestra cómo Estados Unidos se ha fortalecido para enfrentar a China desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo en enero.

Pero las dos partes parecen estar preparadas para ponerse de acuerdo muy poco en las conversaciones, que se esperaba que continúen este viernes.

En vísperas de las conversaciones, Estados Unidos emitió una serie de acciones dirigidas a China, incluida una medida para comenzar a revocar las licencias de telecomunicaciones chinas, citaciones a múltiples empresas de tecnología de la información chinas por preocupaciones de seguridad nacional y sanciones actualizadas a China por una reversión de democracia en Hong Kong.

“Esperamos que gran parte de estas conversaciones sean bastante, bastante duras”, dijo un alto funcionario de la administración estadounidense a los periodistas en Alaska antes de que comenzara la reunión.

Washington ha dicho que está dispuesto a trabajar con China cuando sea de interés para Estados Unidos y ha citado como ejemplos la lucha contra el cambio climático y la pandemia de coronavirus.

El jueves, Blinken dijo que Washington esperaba que China usara su influencia con Corea del Norte para persuadirla de que abandonara sus armas nucleares.

China ha indicado que está programado para comenzar los juicios de dos canadienses detenidos en diciembre de 2018 por cargos de espionaje poco después de que la policía canadiense detuviera a Meng Wanzhou, directora financiera de la compañía de equipos de telecomunicaciones Huawei Technologies, por una orden judicial estadounidense.

Beijing ha pedido un restablecimiento de los lazos, ahora en su nivel más bajo en décadas.