Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/13/2003 12:00:00 AM

Los restos de Argentina

Los restos de Argentina Los restos de Argentina
Una espina en el corazón significa para los argentinos la procesión de europeos y norteamericanos que han llegado en el último año y medio para documentar en películas, fotos o libros la miseria que se ha apoderado de sectores víctimas de la severa crisis económica del país. Pero el holandés Mathiis de Bruijne está empeñado en que su permanencia en Argentina deje efectos más positivos. El hombre, de 36 años, se instaló entre una comunidad de cartoneros y abrió la página en Internet www.liquidacion.org, en la que ofrece, bajo el título 'Vendemos los restos de Argentina' toda clase de artículos viejos recolectados por sus nuevos amigos. Sus apartes ofrecen, con foto, cosas como "pato sin cabeza recogido por Fidel", "objeto de plástico marrón recolectado por Nelly", o "pesos y australes recogidos por Héctor". De Bruijne aspira no sólo a conseguir algún dinero para los recolectores, quienes en su obra no son una masa informe sino personas individualizadas, sino dar a conocer su drama en Europa, "donde es incomprensible".

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.