Sangre de nuevo

Un nuevo y espantoso atentado volvió a ensangrentar el domingo pasado las calles de Tel Aviv


Un nuevo y espantoso atentado volvió a ensangrentar el domingo pasado las calles de Tel Aviv y se convirtió en la más reciente causa de tensión entre israelíes y palestinos. Dos suicidas de esa nacionalidad detonaron sendas bombas que causaron la muerte a 24 personas. Como es costumbre, los israelíes reaccionaron con violencia y destruyeron varias casas de palestinos en la franja de Gaza y la paz en la región sigue alejándose cada vez más.