Una vez más


El 'Gringo' Gonzalo Sánchez de Lozada, con un español entrecortado por sus largos años de residencia en Estados Unidos, ha vuelto a asumir la presidencia de Bolivia, después de una primera gestión en 1993-1997. Este empresario de 72 años fue elegido por el Congreso Nacional luego de haber ganado por escasa diferencia a su opositor, el indígena Evo Morales, en las votaciones de junio. El nuevo presidente enfrenta grandes problemas de gobernabilidad ante el ascenso irresistible de los movimientos indígenas.