Home

Nación

Artículo

El director del Inpec y la directora del Buen Pastor fueron despedidos su cargo. | Foto: Foto: Archivo particular

NACIÓN

Efecto dominó: Procuraduría suspende 8 funcionarios por fuga de Aida Merlano

El ente de control suspendió a los funcionarios de la cárcel del Buen Pastor, para evitar que interfieran en el proceso de investigación.

2 de octubre de 2019

Tras el escándalo que generó la fuga de la excongresista Aida Merlano, la Procuraduría recopiló este miércoles en la mañana una serie de pruebas en la cárcel El Buen Pastor y ordenó la apertura de investigación y la suspensión por tres meses de ocho funcionarios del centro penitenciario.

La orden de suspensión se da como medida cautelar, de acuerdo al artículo 157 del Código Disciplinario Único, con el fin de que los funcionarios no interfieran en el trámite del proceso de investigación.

Entre el personal suspendido se encuentran Diana Cecilia Muñoz Miguez, directora del centro de reclusión, quien fue apartada de su cargo; de acuerdo con la información obtenida hasta ahora por las autoridades, Muñoz fue quien autorizó que Merlano acudiera a la cita odontológica en un centro de salud externo al penal, donde se suponía que le harían un procedimiento relativo a su diseño de sonrisa. En ese consultorio del norte de Bogotá, como ya se sabe, la excongresista se escapó descendiendo  por una cuerda, y dio casi con un salto al vacío desde el tercer piso a la calle, donde la esperaba una motocicleta.

Así mismo fueron suspendidos, Katherine Lozano Forero, subdirectora; David Alexander Álvarez Cárdenas, comandante de custodia y vigilancia; Julián Segundo Pérez, inspector jefe, y los dragoneantes Yudit Natalia Espinoza Gil, Juan Carlos Becerra Cruz, Diana Montoya Ramos y Luis Alejandro Ballesteros Rincón.

En las últimas horas se conocieron varios videos del momento exacto del escape, en donde se ve al ortodoncista y a otras personas ayudando a Merlano a emprender la huida. Además, la Procuraduría anunció que realizará una inspección en la dirección del Inpec y solicitará las declaraciones necesarias para el proceso, entre ellas las del especialista que realizaba el tratamiento y de quienes lo asistieron.

El ente de control espera establecer las razones por las cuales Aida Merlano tenía un nivel de seguridad 2, calificado como de confianza, desde hace algunos meses. "Eso implicó que su desplazamiento al Centro Médico de la Sabana, donde estaba previsto que cumpliera la tercera cita de un proceso de rehabilitación oral, no estuviera acompañado de fuerza pública y un grupo operativo, como venía ocurriendo hasta el mes de mayo", puntualizaron.

Otra de las inconsistencias que se espera aclarar, a través de las investigaciones, son las razones por las cuales el inspector jefe de El Buen Pastor cambió, sin que existiera una orden escrita, al conductor y la dragoneante que acompañaban a la excongresista desde su salida del penal.