Tendencias

Home

Nación

Artículo

El crimen ocurrió en el Motel Alpes D'Huez, en el centro de Barranquilla. - Foto: Archivo Particular

nación

Investigan crimen de joven mujer en motel de Barranquilla

La joven Daniela Espitia, de 21 años, habría sido asesinada con el pico de una botella por su expareja y padre de sus dos pequeños hijos, durante el primer día de reapertura de las residencias y moteles en la capital del Atlántico.

Al notar que una mujer, quien horas antes había ingresado junto a un acompañante, no salía de la habitación que habían rentado, ni respondía a los llamados, los empleados de un motel del centro de Barranquilla ingresaron a verificar. Al abrir la puerta hallaron entre las sábanas y sobre la cama manchada de sangre el cuerpo de la dama.

La joven de 21 años, identificada como Daniela Espitia Flórez, registraba una herida con pico de botella en el tórax y a su lado, según las primeras versiones, había una almohada manchada de sangre y maquillaje, por lo que se presume que fue usada para asfixiarla.

El único sospecho de cometer el crimen ocurrido la tarde de este lunes festivo es su expareja y padre de sus dos hijos, a quien la familia de la víctima identificó como Deimmer Díaz.

Según los registros de las cámaras de seguridad del motel, que funciona en la calle 43 con carrera 44, Daniela y su acompañante ingresaron alrededor de la 1 y 30 de la tarde y por cuestiones de azar fuero ubicados en el cuarto más alejado. Díaz salió de la habitación una hora y media después.

Al tratarse de la única pareja que había ingresado al motel, en el primer día de autorización de parte de la alcaldía para la entrada en funcionamiento de este tipo de establecimiento en la ciudad, la tardanza de la mujer llamó la atención de los trabajadores por lo que se pudieron dar cuenta rápidamente de lo ocurrido.

Daniela y Deimmer eran vecinos en el barrio Villa del Carmen, en Soledad, y habían comenzado una relación desde hacía siete años, pero en los últimos días no estaban bien, por lo que la mujer lo había dejado y se había mudado a casa de su abuela, así que en la familia no se explican por qué aceptó la invitación para verse a solas. Además, se supo que la mujer había denunciado en dos ocasiones al hombre por violencia intrafamiliar.

Lo extraño del trágico hecho es que Díaz, según relata la familia, minutos después de cometer el crimen, Deimmer llamó a su hermana para contarle y pedirle que le recogiera plata y ropa. La noticia se regó en el vecindario, por lo que la mamá de la víctima y dos tíos se desplazaron hasta el motel a reconocer el cuerpo y allí pudieron identificar al asesino, a través de los videos seguridad.

El coronel Oleskyenio Flórez, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, indicó que dichos atecendentes y denuncias están siendo verificadas por parte de los investigadores y que podrían dar una base  bien cierta de móviles del crimen.

Daniela se convirtió en la mujer número 24 en ser asesinada en del departamento del Atlántico en lo que va de este año. La investigación del feminicidio fue asumida por el fiscal 25 seccional de URI de Barranquilla.