Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 7/9/2019 10:04:00 PM

“La temperatura ética del ejército está bajando”: coronel retirado

Esa fue una de las conclusiones a las que llegaron varios de los panelistas de Semana en Vivo, quienes junto a María Jimena Duzán analizaron el reciente escándalo que compromete a tres generales sobre presuntos actos de corrupción y violación de Derechos Humanos.

“La temperatura ética del ejército está bajando”: coronel retirado Carlos Alfonso Velásquez en Semana en Vivo “La temperatura ética del ejército está bajando”: coronel retirado Foto: Semana

La investigación realizada por SEMANA en la que se denuncian presuntos hechos de corrupción que salpicarían a tres generales del ejército, sigue causando polémica.

A las investigaciones que anunciaron tanto la Procuraduría como la Fiscalía, sumado a las recientes decisiones que tomó el ministro de Defensa en torno a los oficiales mencionados en la publicación periodística, se añade ahora el análisis que hicieron dos coroneles retirados, una exalcaldesa y la directora de una fundación que analiza el fenómeno de orden público y seguridad en el país.

Se trata de los panelistas Carlos Alfonso Velásquez, coronel retirado del ejército; el coronel de la reserva activa, Jaime Joaquín Ariza; la directora de la fundación Ideas para la Paz, María Victoria Llorente y la exalcaldesa encargada de Bogotá, Clara López, quienes junto a María Jimena Duzán analizaron en Semana en Vivo el reciente escándalo que sacude las entrañas del Ejército en Colombia.

En contexto: Las ovejas negras en el Ejército

Los cinco panelistas retomaron las denuncias hechas por esta revista y que involucra en presuntos hechos de corrupción y violación de derechos humanos a los generales Jorge Romero, Adelmo Fajardo y Eduardo Quirós. El primero implicado en una supuesta red que traficaba con salvoconductos para el porte de armas de fuego; el segundo porque al parecer usaba en gastos personales, los dineros destinados a gastos reservados del Ejército.

Y el tercero porque estaría detrás de la operación mordaza que buscaba descubrir a los militares que estarían filtrando información a la prensa sobre las denuncias e irregularidades dentro de la institución. Y para lograrlo no solo sometió a sus oficiales a una prueba de polígrafo, sino que habría ofrecido una recompensa de cien millones de pesos o seis meses de permiso, para que quien delatara, según él, a los traidores.

Lo cierto es que este martes la investigación periodística de SEMANA ya causó el primero remezón y obligó la salida del general Romero, quien fue llamado a calificar servicios; él era el jefe del Comando de Apoyo Integral y Desarrollo. Mientras que, al general Fajardo, segundo comandante del Ejército, lo enviaron a vacaciones para que se defienda de los graves señalamientos; y al general Quirós, jefe del Comando de Apoyo a la Contrainteligencia, lo trasladaron otra unidad militar.

“Nunca en la historia del Ejército el segundo comandante tuvo que pedir vacaciones para defenderse de un señalamiento por indelicadezas”, Carlos Alfonso Velásquez, coronel retirado.

El panelista más crudo con las conductas de los generales señalados en la investigación de SEMANA, fue el coronel retirado Carlos Alfonso Velásquez, quien no dudó en argumentar que ante semejantes denuncias, es evidente que, “la temperatura ética del ejército está bajando” y a renglón seguido añadió, “nunca en la historia del ejército el segundo comandante tuvo que pedir vacaciones para defenderse de un señalamiento por indelicadezas”.

Puede leer: General Jorge Romero sale del Ejército tras las investigaciones de SEMANA

El oficial retirado se quejó de la conducta culposa o por omisión que tuvieron los superiores de esos generales y que ninguno de ellos haya dado la cara frente a las denuncias periodísticas, “ninguno de ellos reaccionó como lo hace una persona honesta”, dijo tras criticar la actitud del general Quirós por ofrecer una recompensa para delatar a quienes estaban haciendo las denuncias a la prensa, “eso da a entender que es un oficial con una falta de criterio total y que puede ser una persona propensa a la corrupción”, argumentó.

Una postura similar frente al escándalo tuvo la exalcaldesa encargada de Bogotá, Clara López, al remarcar que, “el clima ético del ejército deja mucho qué pensar”. Ella también cuestionó que no exista “suficiente contrainteligencia dentro de la fuerza pública” y criticó la falta de lealtad de algunos oficiales, “una cosa es el espíritu de cuerpo, pero la lealtad es a la institución”, enfatizó.

Un poco más propositiva y neutral fueron las argumentaciones de María Victoria Llorente, directa de la fundación Ideas para la Paz, al explicar que este escándalo diluyó otras discusiones de fondo, tales como “la nueva cara del conflicto, las amenazas y el roll de la fuerza pública y un debate sobre las cifras que se publican, porque hay opacidad”, concluyó.

Al respecto, la periodista María Jimena Duzán le recordó que “esas investigaciones estaban dormidas” y que varios de los militares que denunciaron esos hechos, el ejército no les creyó y por el contrario “fueron amenazados y les tocó pedir protección y abandonar el país”.

Quien no dudó en defender la postura de la cúpula militar y las acciones que se tomaron frente al escándalo, fue el coronel de la reserva activa, Jaime Joaquín Ariza, “buenas o malas, el ministro de Defensa tomó decisiones”, dijo al referirse sobre el anuncio que hizo el jefe de esa cartera en torno a la baja, las vacaciones y el traslado de los generales salpicados en el escándalo.

Pero el coronel Ariza también dijo que en el fondo el escándalo del ejército tiene un componente mediático, ya que para él este suceso opacó otro hecho de corrupción mucho más grande como el de los 3.800 millones de pesos que ingresaron ilegalmente a la campaña reeleccionista de Juan Manuel Santos, “Cuál es la intención de filtrar eso a SEMANA si ya existía una investigación en curso”, cuestionó el coronel Ariza.

Le puede interesar: Las claves para entender el escándalo de los generales en el Ejército

Al respecto, la periodista María Jimena Duzán le recordó que “esas investigaciones estaban dormidas” y que varios de los militares que denunciaron esos hechos, el ejército no les creyó y por el contrario “fueron amenazados y les tocó pedir protección y abandonar el país”.

Al final la moderadora del panel se cuestionó si más allá de las denuncias lo que esta coyuntura refleja es una pelea interna, “de discusión al interior del ejército”.

EDICIÓN 1951

PORTADA

Elecciones bajo fuego

Tres candidatos a alcaldías asesinados, cuatro a concejos, más de 40 amenazados y 402 municipios en riesgo de sufrir episodios de violencia política forman la antesala de las elecciones de octubre. ¿Qué está pasando?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1951

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.