Tendencias

Home

Nación

Artículo

Mario Antonio Palacios y Jovenel Moise
Mario Antonio Palacios y Jovenel Moise - Foto: SEMANA

judicial

Magnicidio en Haití | Mario Antonio Palacios será detenido cuando llegue a Colombia

El militar de 43 años de edad es señalado de tener una participación activa en el crimen del presidente de Haití Jovenel Moïse.

En la noche de este lunes llegará a Colombia Mario Antonio Palacios Palacios, uno de los militares señalados de participar en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, registrado el 7 de julio de 2021. Cuando ponga un pie en suelo patrio será detenido, por mero trámite, por agentes de Migración Colombia, atendiendo a una circular roja de Interpol que fue expedida en su contra por el magnicidio.

Palacios, quien fue capturado el pasado 21 de octubre en Jamaica, es requerido por las autoridades de Puerto Príncipe para que responda -junto a un grupo de 18 colombianos- por el asesinato de Moïse. El militar colombiano será entregado a agentes de la Dijín de la Policía para que estos realicen todo el procedimiento de reseña. Posteriormente será presentado por la Fiscalía General ante un juez de control de garantías para que legalice la captura y revise que se cumplieron todos los trámites exigidos y el respeto a sus derechos.

En entrevista con SEMANA, el militar de 43 años de edad negó cualquier participación o responsabilidad en estos hechos. El sargento reseñó que junto a otros colombianos fueron engañados ya que en un principio se les contrató para asesorar y prestar servicio de seguridad a una multinacional que iba a realizar diferentes proyectos en Haití. “No sé quién lo mató (...) Lo digo de corazón por mi familia, por mis hijos”.

En la entrevista rendida después de salir de Haití, reconoció que esa noche si entró a la habitación personal del presidente Moïse. “Cuando yo llegué ya estaban los comandos (Juan Carlos) Yepes y el señor (Nelson) Romero”, aseguró el sargento, quien alcanzó a escaparse cuando llegaron los policías haitianos, que retuvieron a varios colombianos que estaban dentro de la vivienda y sus alrededores.

Reconoció que tomó la decisión por no ver garantías a un juicio justo para demostrar su inocencia puesto que las autoridades haitianas están permeadas por la corrupción. En la entrevista aseguró que quería contar toda la verdad sobre lo que ocurrió cuando llegaron a Haití y la forma en cómo arribaron a la casa en la que vivía Moïse junto a su familia en Puerto Príncipe.

Palacios fue deportado por las autoridades de Jamaica al considerar que no existe información clara y certera que lo vincule directamente con el magnicidio. “La información proporcionada no lo vinculaba con el asesinato y esencialmente indicaba que era sospechoso de un intento de robo a mano armada, sin especificar ningún detalle”, determinaron las autoridades en la audiencia celebrada el pasado 31 de diciembre.

Sin embargo, las autoridades de Haití deberán ahora presentar una solicitud formal ante el Gobierno de Colombia (Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio de Justicia) para pedir en extradición a Palacios. Este trámite deberá ser analizado por la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia que deberá definir si en efecto se cumplen todos los requisitos.

En la actualidad, según señaló el director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, no existe ningún requerimiento o proceso abierto en Colombia en contra del militar. Debido a esto, podría recuperar su libertad de manera inmediata mientras espera algún pronunciamiento sobre su situación jurídica.

Mientras tanto, en situaciones inhumanas, 18 militares colombianos se encuentran privados de su libertad en una cárcel de Puerto Príncipe. En diferentes oportunidades han reseñado que han sido torturados y amenazados para que declaren y acepten su responsabilidad en el magnicidio.