nación

Procuraduría investiga elección de gerente de Telecaribe

La selección de la abogada Mabel Moscote tiene serios cuestionamientos por su poca experiencia en el sector y aparentes inconsistencias en su hoja de vida, por lo que el Ministerio Publicó abrió una indagación preliminar.


Aunque el pasado 27 de julio la abogada Mabel Moscote fue seleccionada por la Junta Administradora (JAR) como la nueva gerente del canal regional Telecaribe, su llegada formal al cargo aún no se ha definido del todo. La demora, según varias fuentes consultadas por SEMANA, obedecen a los duros y serios cuestionamientos que han surgido sobre su elección por presuntas inconsistencias en la hoja de vida presentada y su nula experiencia en empresas de televisión.

El ruido detrás de la escogencia de Moscote ya arrastra una queja ante la Procuraduría, una acción de tutela y muchas preguntas sueltas de parte de experimentados miembros del gremio audiovisual de la región. Además, se dice que para el nombramiento, hubo acuerdos políticos entre gobernadores.

El proceso en el que salió favorecida Moscote inició la primera semana de junio con una larga lista de 28 aspirantes al cargo, entre estos el gerente (e) en ese momento, Hernando De la Espriella, por lo que fue necesaria la designación de un gerente Adhoc. La Junta Administradora del canal, órgano rector y encargado de la elección, está precedida por Nemesio Roys, gobernador de La Guajira, y está conformado por los siete gobernadores de los departamentos del Caribe, la Alcaldía de Barranquilla, la Universidad del Magdalena, la Universidad de Cartagena y el Ministerio de las TICS, todos con voz y voto. 

Dos días más tarde de la primera convocatoria, la Comisión Accidental conformada para el proceso, determinó que solo 19 de las hojas de vida presentadas cumplían los requisitos mínimos exigidos. A finales de junio la lista fue reducida a 10 nombres y luego a 6, esta etapa exigía la presentación de un programa de desarrollo para el canal.

El 21 de julio se conoció que la terna de finalistas estaba integrada por Harold Efraín Salazar Rodríguez, Geovanny René Otálora Rivero y Mabel Astrid Moscote Moscote. Este grupo se puede explicar de la siguiente manera: Moscote, abogada con experiencia en temas jurídicos sobre tránsito y que nunca ha hecho televisión; Otálora, ingeniero con experiencia en transmisión y en espectro electromagnético; y Salazar, realizador audiovisual, experto en contenidos, docente, exjefe de contenidos de la Comisión de Regulación de Televisión y exjefe de la Defensoría del Televidente, con 30 años de experiencia en el sector.

En teoría, Salazar debía tener las opciones más fuertes si se trataba de un proceso basado en la meritocracia, su hoja de vida y experiencia no darían pie a una discusión. Además, las evaluaciones hechas por la Comisión Accidental de la Junta durante el proceso también lo ubicaron como el mejor candidato. En la primera obtuvo 290 puntos sobre una calificación de 300 y en la segunda un 96% de aprobación sobre 100; Otálora recibió 270 puntos y 90% de aprobación; y Moscote 270 y 88%, respectivamente.

Sede de Telecaribe, al lado de la Universidad del Atlántico, en Puerto Colombia. 

Sin embargo, como ya se sabe, Moscote fue la escogida con 9 de los 11 votos de la Junta a su favor, determinados de la siguiente forma: MinTIC, La Guajira, Cesar, Córdoba, Sucre, Atlántico, Bolívar, Universidad del Magdalena y Universidad de Cartagena. Salazar recibió el respaldo de la Alcaldía de Barranquilla. Y la Gobernación del Magdalena se abstuvo de votar.

Lo llamativo es que días antes de la votación, Salazar había hablado con todos los gobernadores de la región, excepto el del Cesar, y la mayoría le habían manifestado la intención de darle su voto, después de revisar su plan de administración y unas breves entrevistas. Cosa que no ocurrió.

Esto ha generado también un manto de dudas sobre las personas encargadas de la evaluación de los candidatos, ya que de forma inexplicable ese comité estuvo liderado este año por la Universidad de Cartagena y la Universidad del Magdalena, instituciones que no solo son socios de Telecaribe, si no que tienen derecho al voto en las decisiones de la Junta Directiva.

Para entender la gravedad del asunto, hay que señalar primero que la elección del gerente está estipulada por los estatutos del canal y que en uno de los artículos dice que ante la falta de este la Junta convocará, a través de un proceso de selección abierta, un concurso para escoger un gerente en propiedad y se apoyará en una universidad pública o privada. Por ejemplo, en 2002, el rol de evaluador lo hizo la Universidad del Norte, y en 2010 la Universidad Simón Bolívar.

Una de las versiones conocidas por SEMANA sobre el porqué del gran número de votos a favor de Moscote, a pesar de no tener experiencia en el sector, es que entre los departamentos existía un pacto previo que estipulaba que la gerencia del canal iba a ser definida por la decisión del gobernador de Córdoba, porque Telecaribe nunca ha tenido un gerente oriundo de esa zona.

“Todo se coordinó a través de las reuniones de la Federación de Departamentos, el gobernador Orlando Benítez y el gerente encargado De la Espriella, quienes tenían que guiar el voto con los otros miembros de la Junta, a cambio de que le devolvieran el apoyo para definir otras presidencias de organismo regionales”, le dijo a SEMANA el asesor de una gobernación de la región, quien prefiere guardar el anonimato.

Es cierto que dicho acuerdo, aunque imposible de probar con una sola versión en medio de tantos participantes y las consecuencias que este acarrea, parece que concuerda con el modo en que se tomó la decisión. Porque, aunque Mabel Moscote no es nacida en Córdoba, habría recibido el guiño del gobernador Benítez. “Tres días antes de la elección final, Salazar fue alertado sobre el peso de los dirigentes de Córdoba en la decisión, por lo que intentó acercarse para presentarles su programa, pero no lo logró. En cambio, Moscote sí fue hasta Montería donde sostuvo reuniones”, señala el asesor político.

Otra de las versiones sobre la elección, relatada a SEMANA por un empleado de alto nivel de Telecaribe, es que en la votación también habría tenido mucho peso la voz de la ministra de las TICS, Karen Abudinen, y el actual presidente de la Junta del canal y gobernador de La Guajira, Nemesio Roys, quienes habrían dado el empujón final a Moscote. Todo el movimiento habría ocurrido en las horas previas a la votación y de forma subrepticia con el respaldo de la casa Char.

La hoja de vida

Mabel Moscote es esposa de José Gordillo, quien durante 11 años y hasta agosto de 2019 fue director de la Cárcel Distrital El Bosque de Barranquilla y tuvo que renunciar en medio de escándalos por tomas, riñas, fiestas y problemas con reclusos. Además, es reconocido como miembro de la casa política de la familia Char, dueño de una empresa de transportes llamada Alemar y contratista de varios entes territoriales.

La nueva gerente estipuló en su hoja de vida una experiencia como empleada administrativa en la secretaría de Telecaribe, trabajadora de Interfilms (una empresa instaladora de pantallas gigantes), gerente de la Administración Postal Nacional y labores en el área jurídica del Instituto de Tránsito del Atlántico, desde 2012 hasta su postulación a la gerencia de Telecaribe.

Queja disciplinaria presentada ante la Procuraduría por presuntas inconsistencias en la hoja de vida de Moscote.

En una queja disciplinaria enviada a la Procuraduría General de la Nación, a nombre del ciudadano Amado Jiménez, se señala que Mabel Moscote acreditó experiencia inexistente o falsa en el sector de la televisión y las comunicaciones para alcanzar el puntaje requerido en la convocatoria del cargo y así tener la opción de ser escogida: “Engañando a los miembros de la Comisión Accidental y estos omitiendo la verificación que debe hacerse a todos los concursantes, con ello se vulnera el derecho de quienes tienen la experiencia acreditada”.

Las inconsistencias en la historia laboral de Moscote se pueden evidenciar, según la investigación de quien denuncia, a través de la consulta del certificado de pagos y cotizaciones que expide la administradora de fondos de pensiones Colpensiones. “Aporta la certificación de la empresa Interfilms Producciones de Televisión, del 3 de mayo de 2004 al 30 de junio de 2005, como Directora de Medios de Comunicación, sin embargo, el periodo antes mencionado no fue cotizado ni a título personal ni como asalariada. Igual con la certificación de la empresa Events, con cargo de Directora de Recursos, desde abril de 2011 hasta junio de 2012. Lo agravante en este punto es que dicha empresa queda en Cali, por lo que una directora o productora no podría ejercer sus funciones remotamente”, señala Jiménez en su denuncia.

Po último, en el documento enviado a la Procuraduría destaca que otra certificación aportada por Moscote es por su experiencia laboral con la Fundación Ecoregión, como asesora en temas de contenido audiovisual, pero no aparece ningún aporte al sistema de seguridad social a nombre de la abogada.   

“Otra de las pruebas encontradas por el suscrito es la afiliación a la ARL, en consulta a la plataforma RUAF, en donde vemos que el único patrono actual es la Empresa de Transporte Alemar S.A  (la de su esposo) y que no tiene ninguna relación laboral ni contractual con la empresa Eco Región ya que no realizó el trámite ante la ARL que enuncia la ley, y que la señora Moscote, asesora jurídica del tránsito, debe conocer ampliamente”, explica la denuncia.

Como si fuera poco con los enredos de la hoja de vida de Moscote y las posibles irregularidades en el proceso de meritocracia, en el Juzgado 4 to Penal del Circuito de Barranquilla fue radicada una tutela contra el proceso de elección de la nueva gerente por parte del ingeniero John Ludwing Medina, quien fue uno de los 28 aspirantes iniciales.

Según Medina la Comisión Accidental designada por la Junta del canal cometió irregularidades. “Al ser eliminado solicité el acta correspondiente de la decisión. El presidente de la Junta, Nemesio Roys, me informa que no existía, pero que mi experiencia reportada no superaba los 68 meses como requisitos mínimos habilitantes, para aspirar a este cargo.Tal aseveración, falsa desde todo punto de vista. Entonces, por eso instauramos la tutela contra las claras violaciones al debido proceso cumplido por la comisión accidental en esta convocatoria y que por efecto consecuente afectan e invalidan las decisiones tomadas por la Junta. Nuestro propósito fundamental es que se revisen todos los actos realizados por los miembros designados y que se tomen las determinaciones conforme a lo establecido en las normas y en la ley”.

Respuestas y otras preguntas

En respuesta a los señalamiento y quejas, Moscote le dijo a SEMANA este lunes que todo ha surgido porque fueron unos contratos de prestación de servicios de hace 15 y 10 años y que en su momento no era obligación del contratista pagar salud y pensiones. “Eso lo están enlazando con el tiempo de experiencia, que después de hacer las consultas jurídicas se determinó que no tiene nada que ver una cosa con la otra".

A quienes la señalan de no tener experiencia en la producción y realización de televisión, Moscote responde que durante los 4 años y 8 meses que estuvo a cargo de la secretaría general del canal no solo trató asuntos jurídicos, sino que estuvo íntimamente ligada a todos los temas relacionados con la producción de la programación y producción de forma transversal. “No soy comunicadora social y no necesito serlo para el cargo, pero además me voy a rodear de personal con toda la experiencia que puedan suplir aquellos conocimientos del área que no tengo”.

Al ser interrogada sobre la posible reunión con el gobernador de Córdoba los días previos a la elección final como gerente, Moscote no lo confirmó, pero tampoco lo negó, y se limitó a decir que había puesto a consideración de los miembros de la Junta su hoja de vida y “creo que el resultado de la mayoría fue el fruto de mi conocimiento y el trabajo de análisis presentado”.

La nueva gerente, por último, indicó que la Junta había requerido a las empresas contratantes de sus cargos certificar de forma oficial y escrita su experiencia, proceso que se levaría a cabo en las próximas horas. “Desde mañana debería estar publicada la hoja de vida en la página de Presidencia de la República y esta semana llegaría al cargo de forma oficial”.

Este fin de semana la opinión pública conoció el Acuerdo 628, de fecha 27 de julio de 2002, firmado por el presidente de la Juunta de Telecaribe, Nemesio Roys, y la secretaria Margarita Montes, con el que el canal nombra en propiedad a Moscote como Gerente General. Y con esto le sale un nuevo nudo al enredo de su llegada, porque salta la pregunta de si se podía hacer sin que su hoja de vida fuera publicada, por tres días calendario, en la página de la Presidencia de la República como lo establece la norma, para el conocimiento de la ciudadanía y la formulación de observaciones y como la misma Moscote confirmó que no se había hecho. Los otros dos interrogantes grandes que muchos se hacen es si el mismo Roys y los demás integrantes de la Junta la confirmarán en el cargo exponiéndose a posible saciones discilpinarias; y hasta cuándo la agenda política estará permeando el canal regional del Caribe poniendo en riesgo su autonomía y funcionamiento. 

Debido a todas las dudas y cuestionamientos, la Procuraduría Gneneral de la Nación anunció en las últimas horas que abrio indagación preliminar a Moscote por presunta falsedad ideológica en documentos que la acreditaron para asumir el cargo. El Ministerio Público también vinculó a la indagación a los miembros por determinar de la Junta y la Comisión Accidental, con el fin de establecer si verificaron la documentación aportada por la nueva gerente.