Home

Blogs

Artículo

1. EL ALCALDE TIENE QUE SOÑAR TODOS LOS DIAS DE SU MANDATO.

10 de abril de 2012

¡Felicitaciones querido Alcalde!

 

Ser elegido Alcalde de tu ciudad, es un gran honor del que tienes que sentirte muy orgulloso; es el momento de convertir en realidad tantos sueños  acumulados para convertir a tu ciudad en el sitio ideal para vivir.  

 

Tener ahora la oportunidad de trabajar por y para la comunidad donde vives, es un gran privilegio; nadie menos que tus propios vecinos han creído en ti, en tu persona y en tus habilidades, lo que es un gran honor: SER EL GERENTE DE TU PROPIA CIUDAD!

 

Pero ya deja de ser un honor para convertirse en una gran responsabilidad, a la que tienes que consagrarte de cuerpo y alma por cuatro años, en los que habrá muchos momentos difíciles y que será muy cortos para sacar adelante todos tus sueños. Tienes que asegurarte de estar a la altura de las circunstancias, para cumplir con tu gente y no ser otra frustración mas, como tantas que hemos tenido que soportar tantos colombianos.

 

Es también un deber para con tu propia familia, que te ha apoyado durante varios años, cuando decidiste hacer política, actividad que tiene más momentos ingratos que placeres. Este triunfo también significa mucho para ellos.

 

Llegó el momento de hacer realidad los sueños de servir a la comunidad; ésta es una gran oportunidad para contribuir, con el trabajo y las ideas, a transformar la calidad de vida de la gente. Es maravilloso servir a los demás.

 

Todo el año anterior dedicaste tus energías a ganar, ahora todos tus esfuerzos deben ir hacia gobernar bien.

 

Gobernar es muy difícil, es común que la gente elija al alcalde por ser buena persona, por venderse bien, por ser carismático, pero no necesariamente por saber gobernar; pues querido Alcalde, la imagen de buena gente y complaciente debe quedar atrás, ahora tienes que hacer lo que te toca y no lo que la gente quiere que hagas, si tomas las decisiones correctas, la mayoría te apoyará, eso es lo que necesitas para gobernar: el apoyo de la mayoría, no de todos.

 

Muchos alcaldes se dedicaron a hacerse elegir pero nunca le dedicaron tiempo a aprender a gobernar y cuando les llegó la hora de la verdad, no supieron qué hacer y terminaron fracasando.

 

Eso es lo que no te puede pasar a ti, te llegó la hora de la verdad, ahora tienes que soñar con lo que quieres hacer por tu ciudad, pensar muy en grande, porque la gente tiene derecho a lo mejor y para eso te eligieron.

 

Hay que soñar! Richard Saunders, un antropólogo norteamericano que trabajó en Medellín en 1960, decía: 

 

"Todo gran proyecto comienza con un sueño".

 

Él soñó con ver a los papás trabajando unidos en las comunidades por el futuro de sus hijos, y hoy, 53 años después, miles de familias en barrios populares, trabajan por su gente con la metodología que él creó.

 

Hay que soñar y visualizar con mucha fuerza lo que se quiere, “ver” con claridad en tu mente lo que quieres, pues una vez lo hayas visto dentro de ti, tendrás la fuerza necesaria para hacerlo. 

 

Debes dedicar 10 o 15 minutos diarios tan pronto despiertes, solo y en silencio, a “visualizar” lo que quieres hacer, a recargarte, hazlo y después me cuentas, vas a ver cómo todo es más fácil.

 

Debes hacer bien temprano cuando despiertes, para que estés relajado, no estresado. Es por ello que es tan importante tomar vacaciones y descansar bien, supongo que tomaste unas vacaciones, así hayan sido pequeñas después de ganar, pues sino lo hiciste, solo te toca asumirlo y echar hacia delante, pues ahora y mas pasada la Semana Santa, tienes que saber que no habrá descanso hasta el 31 de diciembre de 2015.

 

Mucho de lo que voy a decirte hoy, debí hacerlo desde la primera semana de Noviembre de 2011, pero más vale tarde que nunca, por lo que voy a resumir varias de mis recomendaciones, por si no hiciste algo, lo corrijas que aun estás a tiempo.

 

Supongo que hiciste el empalme en alguna oficina pública que te cedió tu antecesor, o en la Cámara de Comercio o en algún museo, casa de la cultura o salón parroquial. Nunca debes promover reuniones para tomar decisiones públicas en oficinas de un particular, y mucho menos citar a la gente en negocios comerciales para hablar de asuntos relacionados con tu gestión, cómo Alcalde debes ser muy delicado, evita suspicacias que dañan tu imagen pública.

 

Las vacaciones son indispensables para poner la mente en orden.  Es bueno ir con la familia (cónyuges e hijos), sin llevar a nadie más, mucho menos a ciertos personajes y hasta familiares que quieren hacer negocios con la Alcaldía, es importante aprovechar este tiempo para descansar y para soñar. Si no lo hiciste, ahora, que llevas 100 días de iniciado tu mandato, quien sabe cuando podrás volver a disfrutar de un descanso, sugiero te tomes uno que otro fin de semana para recargar baterías, pues tus conciudadanos te necesitan enterito.

 

Supongo que debes tener un mentor y varios asesores, que sean personas que no están esperando obtener prebendas de tu gestión, generalmente personas mayores, que tengan una hoja de vida, sabiduría y ganas de ayudar.

 

No limites tus sueños, déjalos volar, pues la cruda realidad se encargará de frenarlos, desafortunadamente ese es el medio en que nos movemos, pero a pesar de los obstáculos, no te limites y mantén intactos tus sueños de grandeza, así seas el Alcalde del pueblo más pequeño de Colombia.

 

Es importante integrar a tu familia y hacerlos partícipes de la nueva situación; escucha a tu cónyuge, pero ojo que meta sus narices en los asuntos de la administración, ni en la política local, sólo como consorte, a la gente no le gusta el nepotismo.

 

Nunca abandones a tu familia por el trabajo, siempre debes sacar un rato para ellos, así sea tan solo un almuerzo semanal con todos juntos. 

 

Las suegras son el mejor recurso de los alcaldes, pues son la primera y a veces hasta la mejor opción para atender a los nietos, es por eso que los políticos NO PUEDEN HACER CHISTES PESADOS SOBRE LAS SUEGRAS, pues dependen de ellas, por lo que deben mantener una buena relación.

 

Es tan importante soñar y tener la imaginación siempre activa, mira lo que pensaba y dijo, nada menos que Einstein sobre la imaginación:

 

"La imaginación es más importante que el conocimiento. 

El conocimiento es limitado. 

La imaginación envuelve al mundo".

 

Te recomiendo hacer lo que te propone el propio Einstein: Sueña lo más grande que puedas; sueña con muchos niños pequeños, que hoy son pobres y ves como uno a uno, dejan de serlo; sueña que son felices, que están saludables, que juegan alegremente, que van entusiasmados al colegio, porque están bien vestidos y bien alimentados.

 

Veamos algunos ejemplos de grandes soñadores. Thomas Alva Edison soñó con inventar una lámpara que se encendiera con la entonces recién descubierta energía eléctrica y, según él mismo dijo, fueron muchos los fracasos antes de poder dar al mundo la bombilla eléctrica.  Fueron los sueños de Edison, combinados con su tenacidad y su constancia.

 

Los Hermanos Wright soñaron con construir una máquina voladora que navegara por el aire, fue después de innumerables fracasos que pusieron a volar el primer avión.

 

Guillermo Marconi soñaba con poder transmitir mensajes a través del aire sin la ayuda de cables, la gente de su tiempo lo creyó loco, hasta lo internaron en un manicomio. Fue sólo su constancia y determinación como pudo vencer tantos perjuicios, fue precursor de las telecomunicaciones y hasta del Internet.

 

Tres ejemplos de soñadores que gracias a su constancia, el mundo disfruta hoy de la bombilla eléctrica, del avión y del Internet.

 

Sueña con niños rodeados de sus mamás y papás que se hacen cargo de ellos, sueña con la familia unida, clave para el trabajo de un Alcalde, pues todo trabajo social, comienza y termina en la familia.

 

Sueña con colegios funcionando, con universidades recibiendo y formando estudiantes, con hospitales atendiendo pacientes que se curan.

 

Sueña con obreros que se capacitan, hombres y mujeres que ganan dinero que llevan a sus hogares, sueña con barrios enteros que se construyen, con la ciudad que se transforma.

 

Sueña con empresas que se establecen, industrias que se instalan, comercios que abren sus puertas y muchos consumidores que entran a comprar.  Debes aliarte siempre con los empresarios, que son quienes crean la riqueza de un país, alianza indispensable para el éxito de tu gestión.

 

Pero no te quedes en el pensamiento, tienes que escribir tus sueños, convertirlos en objetivos y tener la convicción de que tienes la fuerza necesaria para hacerlos realidad.

 

Escribe todos tus objetivos que te vengan a la mente y en el orden en que se te ocurran, al soñar estas “cargando baterías” y mira que las necesitas bien recargadas, porque los problemas políticos diarios queman tu energía, por lo que tienes que estar siempre “afilando la sierra”, como llama Stephen Covey a ese séptimo hábito (Los siete hábitos de la Gente Eficaz).

 

Escribe tus sueños ahora; después escribirás los objetivos, que son los mismos sueños bien organizados y ordenados por prioridades.

 

Veamos un ejemplo de los sueños escritos:

 

  • Los niños están bien nutridos.
  • Las mujeres embarazadas se alimentan bien.
  • Los niños asisten al colegio.
  • Los jóvenes hacen deporte.
  • No hay drogadictos en nuestro pueblo.
  • Se construyen centros de salud y hospitales que funcionan bien.
  • La gente paga feliz sus impuestos porque se invierten bien.
  • Se pavimentan las calles.
  • Mis conciudadanos creen en mi y aprueban mi gestión.
  • Mis funcionarios son honestos.
  • No hay corrupción en mi equipo.
  • Los ancianos se entretienen y están felices.
  • Los medios hablan bien de mi gestión.
  • Colaboro con mi sucesor para que la obra continúe.
  • Se disminuye la delincuencia en mi ciudad.
  • La cárcel es un centro de formación del nuevo ciudadano.

 

Agrega muchos sueños a tu lista, una vez escrita, tiene gran poder, mas del que imaginas, es el primer gran paso para lograr lo que quieres.

 

Para hoy debes estar “desplegando las alas” y comenzando a andar, tu Plan Estratégico ya debe estar listo y debes haberlo presentado a tu comunidad, debes estar andando rápido por la pista para comenzar a volar, que será el momento cuando comiences a ejecutar todos los proyectos, seguramente habrá dificultades pero las vas a sobrepasar.

 

Como buen hombre precavido, debes tener tu helicóptero para emergencias, pues si tu gente se mantiene en tierra y no despega, tu vas a seguir soñando, todos los días durante estos cuatro años, y si tu equipo se vuelve una cola muy pesada que impide que el barrilete se eleve, tienes que comenzar a ir soltando las tiras, subalterno que no te sirva, debes cambiarlo, no te cases con la gente, sólo con tus sueños y programas, recuerda que tú eres el elegido y sólo debes mantener a los que sean buenos para cumplirle a tu gente.

 

Termino con esta maravillosa frase de Walt Disney, otro gran soñador:

 

"Por muchos que sean los deseos de tu corazón,

si crees en ellos, tus sueños se convertirán en realidad".