Tendencias
A través del Seguro de Autos por Recorridos, el vehículo se conecta a un dispositivo telemático y a partir de este se sabe cómo es el comportamiento en la conducción de los usuarios cuando acceden al producto.
Los motores maglev están compuestos por piezas móviles y piezas estacionarias. - Foto: Getty Images

vehículos

Un nuevo carro que levita fue probado en China

El automóvil sustentó su desplazamiento a través de un diseño con imanes que permiten guiarlo sobre la vía por medio de levitación magnética.

La Universidad del Suroeste de Jiaotong de China probó un nuevo carro que trabaja a través de la levitación magnética (maglev). Dicho vehículo, que pesa alrededor de 2,8 toneladas, se desplazó a 35 milímetros de la superficie de la carretera, según detallaron medios del país asiático.

El automóvil sustentó su desplazamiento por medio de un diseño con imanes que permiten guiarlo sobre la vía utilizando la levitación magnética. Deng Zigang, profesor de la Universidad del Suroeste de Jiaotong y líder del prototipo, manifestó: “Pretendemos reducir el consumo de energía de los vehículos eléctricos y aumentar su autonomía mediante la aplicación de la tecnología líder de trenes de levitación magnética de nuestro país al transporte por carretera”.

El profesor Zigang añadió que, a partir del éxito de esta prueba, se desarrollarán otros carros con las mismas características con el fin de minimizar el consumo energético y aumentar el rango de distancias que pueden recorrer los automóviles.

A su vez, en las mismas pruebas se analizaron una serie de vehículos impulsados por energías alternativas. Algunos de estos carros alcanzaron velocidades de hasta 230 kilómetros por hora (Km/h).

Cabe recordar que en el 2021, China también inauguró el tren de levitación magnética más rápido del planeta. Se trata de un medio de transporte que alcanza velocidades cercanas a los 600 Km/h. Dicho tren se ensambló en la ciudad de Qingdao tras cinco años de investigación.

¿Qué es la levitación magnética?

La levitación magnética es una tecnología que regularmente se utiliza en los trenes maglev, que flotan aproximadamente 12 centímetros por encima de una guía en la que no hay fricción y se pueden desarrollar altas velocidades sin ningún tipo de vibración y ruido.

La aceleración de este sistema surge gracias a las fuerzas magnéticas que se desarrollan entre los potentes imanes superconductores ubicados en los trenes.

“Los motores eléctricos convencionales contienen piezas móviles (rotor) y piezas estacionarias (estator). Cuando se electrifica mediante una corriente alterna, el estator genera un campo magnético con polos alternos. Debido a que el rotor contiene imanes con polos fijos, se generan fuerzas de atracción y repelente entre el estator y el rotor. Esas fuerzas hacen que el rotor gire continuamente alrededor de su eje durante el tiempo que se suministra energía”, destacó el portal North east maglev.

Los motores maglev están compuestos por piezas móviles (imanes superconductores) y piezas estacionarias (bobinas de propulsión en la guía) en las que, cuando se activa la corriente, los vehículos que utilizan esta tecnología se impulsan sobre la guía, en lugar de girar sobre un eje, como lo hacen los trenes tradicionales.