vida moderna

Colon irritable: ¿por qué hay que evitar el gluten y la cerveza?

Tener hábitos saludables ayudan a aliviar los dolores producidos por esta afección.


De acuerdo con la Biblioteca de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, el síndrome del intestino irritable “afecta al intestino grueso”. Los principales síntomas que se presenta son estreñimiento y diarrea. Así mismo, la entidad señala que las mujeres son más propensas de padecerlo que los hombres.

“Este síndrome se puede presentar a cualquier edad, pero a menudo comienza en la adolescencia o a principios de la vida adulta”, señala MedlinePlus.

Cabe aclarar, que el colon es “la parte más larga del intestino grueso”, explica el Instituto Nacional de Cáncer.

Por lo tanto, el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, define al SII como “un trastorno gastrointestinal funcional” que tiene tres tipos:

  • Síndrome del intestino irritable con estreñimiento: en esta afección la mayoría de las heces son ”duras o grumosas”, siendo otras más líquidas.
  • Síndrome del intestino irritable con diarrea: a diferencia de la anterior, la mayoría de las heces son más líquidas que grumosas.
  • Síndrome del intestino irritable mixto: hay una combinación proporcional de las heces líquidas y grumosas.

Los alimentos que se pueden consumir

El portal de salud, Tua Saúde, explica que las personas que tienen esta afección deben incluir en su dieta alimentos de fácil digestión que no provoquen irritación como los alimentos grasos y picantes.

Entre tanto, no se puede generalizar la lista de productos que se pueden o no consumir porque todos los organismos no los toleran o asimilan de la misma manera, por lo que consultar con un nutricionista puede ser la mejor opción para tratar el síndrome.

La leche de coco ayuda a mejorar el metabolismo, mientras que la de almendras es rica en fibra prebiótica. Foto: Getty images.
La leche de coco ayuda a mejorar el metabolismo, mientras que la de almendras es rica en fibra prebiótica. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Pero, algunas personas presentan dolor abdominal, entre otros síntomas, que pueden ser aliviados tras consumir los siguientes alimentos:

  • Bebidas: se puede consumir aquellas que son vegetales como las almendras o el coco, junto a una leche desnatada y alimentos que no tengan lactosa.
  • Infusiones: estos tés también pueden contribuir a aliviar los dolores del SII, como por ejemplo, la manzanilla. Se recomienda no agregar azúcar.
  • Frutas: la papaya, las fresas, las uvas y el limón pueden ser incluidas en una dieta, junto con frutos secos como el marañón, los cacahuetes y las nueces.
  • Los huevos y harina de almendras pueden ser otra alternativa para no dejar de probar postres como las galletas o las tortas.

Sin embargo, se recomienda consultar al médico para el cronograma de los alimentos que se deben o no consumir cuando se padece de esta afección.

¿Por qué evitar el gluten?

Así mismo, se recomienda consumir productos libres del gluten que “es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada.” Ya que como lo señala la Clínica Mayo, su ingesta “desencadena una respuesta inmunitaria en tu intestino delgado”, lo que puede dañar “el revestimiento del intestino delgado e impide que este absorba algunos nutrientes”, influyendo en el intestino grueso.

Además, se debe evitar el consumo de alcohol, de café y chocolate, y los alimentos que estén elaborados con edulcorantes artificiales y productos picantes. De igual manera, todos aquellos que tienen un alto contenido de grasa como las pizzas, los nuggets y comidas rápidas que provocan la irritación del intestino y su hinchazón.

Foto de referencia sobre trigo
Foto de referencia sobre trigo - Foto: Getty Images

Hábitos para aliviar los síntomas del colon irritable

Tua Saúde menciona que se deben llevar a cabo diferentes hábitos para aliviar los síntoma como:

  • Masticar muy bien los alimentos.
  • Comer varias veces al día en pequeñas porciones.
  • Cumplir con un horario establecido de comidas.
  • Y como siempre se aconseja: hacer ejercicio. La práctica de deporte no solo ayuda a fortalecer los músculos y los huesos, sino que es favorable para el buen funcionamiento del organismo.