vida moderna

¿Cuál es la mejor hora de día para tomar té de jengibre?

Antes de agregar o eliminar este alimento de la dieta se debe consultar con un especialista.


El jengibre es una planta que goza de propiedades medicinales y también se utiliza como un condimento que se consume en fresco, seco y en polvo, así como en jugo o aceite.

Según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México, el jengibre ayuda a activar los jugos digestivos, por lo que mejora la absorción y asimilación de nutrientes esenciales en el cuerpo.

Así mismo, el jengibre reduce las náuseas, evita los calambres, mejora el flujo sanguíneo, disminuye las migrañas, combate el envejecimiento prematuro y reduce los niveles de estrés.

Entre las preparaciones más conocidas de este ingrediente se encuentra el té, el cual es conocido por sus propiedades adelgazantes pues brinda una sensación de saciedad que hace que el cuerpo necesite menos comida.

Para que este sea más beneficioso, el portal especializado en bienestar y estilo de vida Soy Carmín explicó que lo mejor es beberlo por las mañanas antes de desayunar. De este modo, el metabolismo se estimulará y, si se siente frío, ayudará a calentar el cuerpo.

Además, para aquellas personas que realizan ejercicio en las mañanas “tomar té de jengibre con limón es doblemente beneficioso porque ayuda a calmar el dolor muscular que se pueda generar de la actividad física”, explica el mismo medio.

En cuanto a la preparación de este té, Tuá Saúde, web especializada en salud, indica que solo se necesitan: dos centímetros de jengibre fresco en 200 mililitros de agua o una cucharada sopera de jengibre en polvo para un litro de agua.

Elaboración:

1. Poner el agua y el jengibre en una olla.

2. Llevar al fuego y dejar hervir durante 10 minutos.

3. Bajar del calor y tapar la olla.

4. Cuando esté tibio, colar y beber.

5. Consumir tres veces al día.

Cabe resaltar que, a pesar de los múltiples beneficios de esta planta, existen algunos casos en los que es mejor evitarla, pues puede provocar contraindicaciones en el organismo. El medio especializado Mejor con Salud listó varias situaciones en las que es mejor esquivar su consumo:

1. Durante el embarazo: algunos estudios indican que el jengibre podría provocar alteraciones hormonales y ocasionar contracciones prematuras. Sin embargo, otros estudios han afirmado que la planta podría aliviar las náuseas matinales. Lo mejor es solicitar la opinión de un especialista.

2. Hemofilia: quienes padecen esta enfermedad suelen sangrar por periodos prolongados, pues su coagulación no es muy rápida. Debido a que el jengibre estimula circulación sanguínea, no es posible que estas personas lo consuman.

3. Diabetes: para quienes se estén bajo tratamiento de insulina deben evitar el jengibre. Si se desea consumir la planta hay que bajar la medicación, pero solo bajo aprobación médica.

4. Problemas en el corazón: cuando se consume de manera excesiva puede causar los efectos inversos a los que se mencionó como beneficios. Lo recomendable es consumir durante no más de cuatro días y después, descansar casi una semana antes de ingerirlo de nuevo.

5. Al tomar anticoagulantes: estos son recetados para evitar que se formen los trombos en la sangre, misma función que puede cumplir el jengibre en el organismo, por lo que su consumo puede provocar hemorragias.

6. Problemas de hipertensión: “el jengibre por sí solo tiene la capacidad de disminuir la presión arterial”, explica Mejor con Salud, por lo que si al tiempo se están tomando medicamentos para la hipertensión, los niveles de esta pueden bajar demasiado.

7. Bajo peso: la planta funciona como supresor del apetito, acelera el proceso digestivo y ayuda a eliminar el exceso de grasa. Por ello, si se tiene peso bajo, lo mejor es evitarlo.