Depresión: estos son los alimentos que ayudan a levantar el ánimo
Según la OMS, cerca de 280 millones de personas tienen depresión. - Foto: Getty Images

salud

Depresión: estos son los consejos de los expertos para ayudar a manejarla

La Organización Mundial de la Salud explica que se estima que la depresión afecta a un 3,8 % de la población.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reseña que la depresión es una enfermedad que se caracteriza “por una tristeza persistente y la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas, durante al menos dos semanas”.

Así las cosas, la depresión puede interferir con la capacidad para trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida. Según la OPS, estos son los síntomas más comunes de la enfermedad: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza, y pensamientos de autolesión o suicidio.

De acuerdo con la autoridad en salud, la depresión es causada por una combinación de factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos. Añade que algunas investigaciones han evidenciado que el riesgo genético para la depresión “es el resultado de la influencia de varios genes que actúan junto con factores ambientales y otros factores de riesgo”.

Si bien se trata de una enfermedad que en ocasiones puede darse en las familias, la OPS indica que la depresión también puede ocurrir en personas sin antecedentes.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reseña que se estima que la depresión afecta a un 3,8 % de la población, incluidos un 5 % de los adultos y un 5,7 % de los adultos de más de 60 años. En ese orden de ideas, se cree que a escala mundial, cerca de 280 millones de personas tienen depresión, según la OMS.

“Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es recurrente y de intensidad moderada a grave”, indica. Además, en el peor de los casos, la depresión puede conducir al suicidio. Al respecto, la OMS anota que cada año se suicidan más de 700.000 personas alrededor del mundo, convirtiéndose en la cuarta causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años.

“Aunque hay tratamientos conocidos y eficaces contra los trastornos mentales, más del 75 % de las personas afectadas en los países de ingresos bajos y medianos no recibe tratamiento alguno. Entre los obstáculos a una atención eficaz se encuentran la falta de recursos y de proveedores de atención de salud capacitados, además de la estigmatización asociada a los trastornos mentales”, añade la máxima autoridad de la salud.

Los medicamentos y la psicoterapia son los tratamientos que han resultado más eficaces para darle manejo a la depresión. Sin embargo, a la par de lo que ofrece la medicina tradicional, hay algunas estrategias que pueden servir para afrontar los episodios de depresión y darle manejo a la enfermedad. En palabras de Mayo Clinic, estos consejos pueden contribuir en ese propósito, mejorando la capacidad de enfrentar desafíos o situaciones:

  • Simplificar la vida: Cuando sea posible, la persona puede restringir sus obligaciones y fijarse metas razonables, permitiéndose hacer menos cosas cuando se sienta deprimida.
  • Escribir un diario: Escribir un diario, como parte del tratamiento, puede mejorar el estado de ánimo al permitirle expresar dolor, enojo, miedo u otras emociones.
  • Leer libros y páginas web de autoayuda que sean reconocidos: El médico o terapeuta puede recomendar libros o sitios web para leer.
  • Buscar grupos de ayuda: Muchas organizaciones, como la Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales (NAMI) y la Alianza de Apoyo a Personas con Depresión y Trastorno Bipolar, ofrecen educación, grupos de apoyo, asesoramiento psicológico y otros recursos para ayudar con la depresión. Los programas de asistencia a empleados y los grupos religiosos también pueden ofrecer ayuda para problemas relacionados con la salud mental.
  • No aislarse: Se puede intentar participar en actividades sociales y reunirse con familiares o amigos periódicamente. Los grupos de apoyo para personas con depresión pueden ayudar a ponerse en contacto con personas que enfrentan desafíos similares y compartir experiencias.
  • Aprender formas de relajación y controlar el estrés: Por ejemplo, mediante meditación, relajación muscular progresiva, yoga y taichí.
  • Estructurar el tiempo: Planificar el día. Quizás la persona descubra que le resulta útil hacer una lista de las tareas diarias, usar notas adhesivas como recordatorios o un planificador para mantenerse organizada.
  • No tomar decisiones importantes cuando se esté deprimido: Evitar la toma de decisiones cuando esté deprimido, pues quizás no piense con claridad.