vida moderna

Diabetes: ¿qué consecuencias genera en el cerebro esta enfermedad?

Es importante seguir las instrucciones del médico y realizar cambios en el estilo de vida para evitar mayores complicaciones de salud.


Los niveles elevados de azúcar en el torrente sanguíneo pueden ocasionar daños en la capa que cubre los nervios o los vasos sanguíneos que transportan el oxígeno a los nervios. Estos, pueden dejar de enviar señales nerviosas al cerebro equivocadamente o lentamente. “Las personas con diabetes también están en mayor riesgo de otros problemas de nervios no causados por su diabetes. Estos otros problemas nerviosos no tendrán los mismos síntomas y evolucionarán de una manera diferente que el daño nervioso causado por la diabetes”, explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina, de Estados Unidos.

Esta entidad de salud explica que esta neuropatía diabética puede provocar algunos síntomas que aparecen luego de varios años. Dependiendo del daño nervioso, los síntomas pueden variar. Estos incluyen:

  • Entumecimiento en las manos, las piernas o los pies.
  • Dolores punzantes, ardor u hormigueo.
  • Náusea, vómitos, estreñimiento o diarrea.
  • Disfunción sexual.
  • Problemas urinarios.
  • Mareos al cambiar de posición rápidamente.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos señalan que existen diferentes tipos de neuropatías diabéticas.

Neuropatía periférica: es el daño más común. Afecta generalmente a los pies y las piernas. En algunos casos puede afectar las manos y los brazos.

Neuropatía autonómica: afecta los nervios que controlan los órganos internos, provocando daños en el ritmo cardíaco, presión arterial, sistema digestivo, vejiga, órganos sexuales, glándulas sudoríparas y los ojos.

Neuropatías focales: causa daños en nervios individuales como la mano, la cabeza, el torno, la pierna.

Neuropatía proximal: daña los nervios de la cadera, glúteos o muslo.

Diabetes

En las personas que la padecen, su cuerpo no produce la cantidad suficiente de insulina o no la utiliza correctamente. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades explican lo que sucede: “Cuando no hay suficiente insulina o las células dejan de responder a la insulina, queda demasiada azúcar en el torrente sanguíneo y, con el tiempo, esto puede causar problemas de salud graves, como enfermedad del corazón, pérdida de la visión y enfermedad de los riñones”.

Según la Organización Mundial de la Salud, las cifras sobre diabetes cada vez son más preocupantes, el número de personas con esta enfermedad “pasó de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. La prevalencia de esta enfermedad ha venido aumentando más rápidamente en los países de renta baja y de renta mediana que en los de renta elevada”.

Es importante tener un estilo de vida que contribuya a la prevención de esta enfermedad, pues es una causa importante de ceguera, accidente cerebrovascular y amputación de miembros inferiores. Para quienes ya fueron diagnosticados con esta enfermedad, lo recomendable es seguir al pie de la letra las instrucciones brindadas por el médico.

Estas personas tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y tuberculosis.

Tipos de diabetes

  • Diabetes tipo 1: este tipo de diabetes es la menos común. Se puede presentar en cualquier edad, pero la suelen padecer, por lo general, niños, adolescentes o adultos jóvenes. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina, el cuerpo no produce o produce en cantidades mínimas.
  • Diabetes tipo 2: este tipo de diabetes es la más usual. Por lo general se presenta en la edad adulta (sobrepeso). Sin embargo, en la actualidad se presenta cada vez más en los niños. En esta enfermedad el cuerpo es resistente a la insulina y no la usa como debería.
  • Diabetes gestacional: este tipo de diabetes aparece en el embarazo. Esta enfermedad aumenta el riesgo de que se presenten complicaciones en parto. Al mismo tiempo de que la madre y el hijo presenten diabetes de tipo 2 en un futuro.