vida moderna

Dolor después de orinar: la hierba antibiótica que sirve para aliviarlo

La manzanilla es una hierba medicinal con propiedades depurativas y antibióticas muy beneficiosas tanto para tratar infecciones urinarias como para prevenirlas.


Sentir dolor, ardor o un quemón al orinar es un síntoma bastante común en la sociedad y el cual resulta muy molesto para quien lo padece, ya que se convierte en todo un dolor de cabeza en cada visita al baño, provocando, incluso, miedo y fastidio a la persona que lo siente.

Geetha Maddukuri, médico de Saint Louis University, señala que el ardor o dolor al orinar generalmente está producido por la inflamación de la vejiga o la uretra. En el caso de las mujeres, la inflamación de la vagina o de la región situada alrededor de la abertura vaginal puede ser dolorosa cuando queda en contacto con la orina.

Cabe resaltar que, a veces, los alimentos ácidos y ciertas bebidas como la cafeína y el alcohol actúan como irritantes y causan dolor o ardor al orinar.

En concreto, se trata de un síntoma de una infección del tracto urinario (ITU), que a su vez puede ser el resultado de una infección bacteriana; pero también puede ser debido a una inflamación del tracto urinario. Sin embargo, la Clínica Mayo señala que las mujeres son más propensas que los hombres a contraer infecciones del tracto urinario, ya que su uretra es más pequeña que la de los hombres.

Manzanilla
La manzanilla es muy calmante, por lo que puede ayudar a aliviar las molestias en la zona íntima de forma externa. Photo: Robert Michael/dpa-Zentralbild/ZB (Photo by Robert Michael/picture alliance via Getty Images) - Foto: dpa/picture alliance via Getty I

Síntomas de alerta

En las personas que tienen ardor o dolor al orinar, ciertos síntomas y características son motivo de preocupación, entre ellos:

  • Trastornos del sistema inmunitario.
  • Episodios repetitivos (incluyendo infecciones frecuentes durante la infancia).
  • Una anomalía conocida del tracto urinario.
  • Fiebre.
  • Dolor lumbar o en los flancos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Un sondaje vesical o tras la introducción en la vejiga de cualquier instrumento.

Remedios caseros

Baños de asiento con manzanilla

  • La manzanilla es una hierba medicinal con propiedades depurativas y antibióticas muy beneficiosas tanto para tratar infecciones urinarias como para prevenirlas.
  • Además, es muy calmante, por lo que puede ayudar a aliviar las molestias en la zona íntima de forma externa.
  • Para hacer un baño de asiento con manzanilla, se debe hervir una buena cantidad de manzanilla en 1 litro de agua y, luego, verter la preparación en un recipiente grande para poder realizar los lavados genitales.
  • Otra opción es agregar la infusión de manzanilla al agua tibia de la tina y tomar un baño de unos 20 minutos.

Bicarbonato para la infección

Infusiones para las infecciones urinarias

Para aliviar el dolor y ardor al orinar y, además, ayuda a eliminar las bacterias presentes en la vejiga en el caso de infección, se puede tomar 2 tazas al día de alguna de estas infusiones, según el magacín El Mundo Deportivo, en su sección de salud y bienestar.

  • Infusión de tomillo: combate las infecciones urinarias gracias a sus efectos antiinflamatorios, antibacterianos y antisépticos.
  • Té de ajo: sus propiedades antibióticas naturales lo hacen uno de los mejores aliados para luchar contra las bacterias causantes de las infecciones en el tracto urinario.
  • Té de perejil: es diurético y aumenta la producción de orina gracias a su contenido en apiol, al mismo tiempo que actúa como antiinflamatorio y mejora las funciones renales.
  • Infusión de malva: contiene componentes que desinflaman la vejiga y alivian el ardor al orinar, así como el escozor y el dolor.

Aceite de coco

  • El aceite de coco es un gran antibacteriano natural que puede ayudar a combatir la bacteria E. coli, la cual es responsable de la mayoría de infecciones de orina, cuando es resistente a los antibióticos.
  • Así mismo, ayuda a que los riñones se mantengan en buenas condiciones y, sobre todo, limpios.
  • Para esto, únicamente se deben tomar 2 cucharadas al día de aceite de coco virgen y sin refinar.