psicología

Hablar a solas no es de locos

Muchos creen que hablar solo es un síntoma psiquiátrico, pero la verdad parece ser que ayuda a concentrarse.


Muchos creen que hablar solo es un síntoma psiquiátrico, pero la verdad parece ser que ayuda a concentrarse. Un estudio publicado en el Quarterly Journal of Experimental Psychology reveló que quienes hablan a solas logran concentrarse más en sus tareas. En un experimento, científicos de las universidades de Wisconsin y Pensilvania le pidieron a 20 voluntarios buscar objetos en una habitación y observaron que las personas que repetían en voz alta el nombre del objeto lo encontraban con más rapidez. "Si ya sabemos cómo es ese objeto, repetir su nombre ayuda a nuestro cerebro a reactivar esa información visual, lo que facilita su búsqueda", escriben los autores. Según investigaciones previas, los niños también hacen tareas más fácilmente cuando repiten en voz alta, por ejemplo, "cómo amarrarse los zapatos".