vida moderna

La especia rica en vitaminas que ayuda a reducir el colesterol

Su consumo debe ser supervisado por un especialista; de este modo, se previene el desarrollo de nuevas afecciones.


El colesterol es una sustancia grasa (un lípido) presente en todas las células del organismo. El organismo necesita colesterol para formar las membranas celulares y sustancias que le ayuden a digerir los alimentos, según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

El hígado es el que produce todo el colesterol que el organismo necesita. También es posible encontrarlo en algunos alimentos, sobre todo de origen animal, de hecho, según la Procuraduría Federal del Consumidor de México, se atribuye la elevación del colesterol en la sangre a la misma sustancia de este tipo que contienen los alimentos que se consumen.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) explican que “los niveles elevados de colesterol LDL o ‘malo’ hacen que se acumule placa (depósitos de grasa) en los vasos sanguíneos. Esto puede provocar un ataque al corazón, un derrame cerebral u otros problemas de salud”.

Existe una variedad de métodos para disminuir los índices de colesterol; sin embargo, todos deben ser consultados con el médico con el fin de evitar contraindicaciones o el agravamiento de enfermedades preexistentes.

Uno de estos métodos es incorporar a la alimentación algunos productos que, gracias a sus compuestos, logran nivelar los niveles de colesterol en la sangre. Según la revista especializada UnCOMO, publicada a través del portal Mundo deportivo, uno de estos productos es el cilantro.

Esta especia contiene flavonoides polifenólicos antioxidantes como la quercetina, el kaempferol, la ramnetina y la epigenina que ayudan a combatir los índices altos de colesterol. Estos ácidos no solo pueden reducir notablemente la acumulación del colesterol en las paredes internas de las arterias, sino que también desintoxican la sangre.

Además, ayudan purificar los vasos sanguíneos, mantienen el corazón en buen estado, evitan los accidentes cerebrovasculares, promueven la circulación de la sangre alrededor de todo el cuerpo y disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, indica un artículo publicado en el portal por Mejor con Salud.

Una de las formas de consumir el cilantro para aprovechar estas propiedades es preparando un té. El portal especializado en gastronomía GastroLab, explicó que para realizarlo se necesita: un puñito de ramas de cilantro y una taza de agua.

Preparación:

1. Lavar el cilantro.

2. Poner el cilantro en una olla con agua.

3. Llevar al fuego y esperar a que hierva.

4. Retirar del fuego y tapar para que repose la infusión.

5. Esperar alrededor de 10 minutos.

6. Una vez pasado el tiempo, servir con ayuda de un colador para evitar que se vayan las ramas.

7. Se recomienda beber de dos a tres tazas al día después de cada comida.

8. Realizar el procedimiento durante una semana para notar los cambios.

Además de ayudar a regular el colesterol, el cilantro tiene otra serie de beneficios para el organismo. Entre ellas destacan:

  • Antibiótico: una publicación del portal de salud y bienestar Hola Doctor indica que hay investigaciones que concluyeron que el cilantro podría ser tan eficaz como la gentamicina, el antibiótico más común utilizado en el tratamiento contra la bacteria salmonella, gracias a un componente llamado dodecenal.
  • Digestivo: favorece la asimilación de los alimentos y ayuda a despertar el apetito en organismos debilitados o que están en algún proceso por convalecencia.
  • Reduce los niveles de azúcar: de acuerdo con un artículo publicado en el diario El Universo, el cilantro es un aliado contra la diabetes y su consumo se ha asociado tradicionalmente con la regulación de los niveles de glucosa en sangre. Esto, debido a que sus semillas y hojas mejorarían la sensibilidad a la insulina en pacientes diabéticos.
  • Fortalece el sistema inmune: el cilantro fresco tiene la ventaja sobre las semillas, que proporciona grandes cantidades de antioxidantes y clorofila, componentes que fortalecen el sistema inmunitario y ayudan contra la inflamación.