alcohol

La propaganda aumenta el consumo

Adolescentes familiarizados con publicidad de bebidas alcohólicas tienden a tomar más, según un estudio de pediatras del centro médico Dartmouth-Hitchcock en New Hampshire, Estados Unidos.


Adolescentes familiarizados con publicidad de bebidas alcohólicas tienden a tomar más, según un estudio de pediatras del centro médico Dartmouth-Hitchcock en New Hampshire, Estados Unidos. Entrevistaron a más de 2.500 jóvenes entre 15 y 20 años. Primero, les preguntaron si consumían alcohol y luego les mostraron fotos tomadas de comerciales de televisión de cervezas y otros licores. De los participantes menores de edad, el 59 por ciento bebía y de ellos casi la mitad había tomado más de seis tragos en una noche (binge drinking). Los que reconocían con más frecuencia las imágenes publicitarias, bebían significativamente más. Dicen los autores, que expusieron el estudio en la reunión anual de pediatras estadounidenses, el pasado 29 de abril, que a pesar del hallazgo, un compromiso voluntario de las agencias de publicidad no es suficiente para proteger a los menores. Habría que hacer además otro tipo de campañas para evitar que ese grupo tomara alcohol.