Tendencias
"Las verduras de hoja son un alimento básico en las dietas saludables para el cerebro", explica Naidoo. Foto: Getty images.
El estrés es uno de los factores que acelera el envejecimiento. - Foto: Getty Images

vida moderna

Los alimentos que aceleran el envejecimiento

Se debe evitar el consumo excesivo de algunos productos que no son saludables para el organismo, especialmente para la salud de la piel.

El envejecimiento es un proceso natural del cuerpo humano. Con el paso del tiempo, las arrugas, las líneas de expresión y la flacidez empiezan a aparecer y ser más evidentes, especialmente en el rostro.

Aunque la vejez es inevitable, existen diferentes productos y tratamientos estéticos que ayudan a reducir sus efectos. Asimismo, naturalmente existen alternativas para cuidar la piel y reducir las señales del envejecimiento.

La alimentación es una de las herramientas fundamentales para lucir joven. Respecto a esto, Georgina Hernando, nutricionista y dietista, le contó al portal La Vanguardia los alimentos que se deben consumir moderadamente, debido a que pueden acelerar el envejecimiento de la piel. Existen varios alimentos y productos que sus “ingredientes pueden generar estrés en el organismo, el cual a su vez genera radicales libres, que son los responsables del envejecimiento prematuro”, apunta la experta.

Pan blanco

El pan blanco, el arroz y la pasta pueden provocar la inflamación de los tejidos que causan el envejecimiento. Según explica la experta Hernando “Cuando vayamos a comprar pan o cualquier otro cereal es recomendable escoger siempre la versión integral lo más natural posible. Esta máxima se debe aplicar también a los cereales de desayuno, mejores cuanto menos refinados y más naturales. Por tanto, es recomendable evitar todos aquellos procesados que vienen en caja y optar por otros como los copos de avena, de los que aprovecharemos la fibra y todos sus nutrientes”.

Margarina

La nutricionista recomienda no solo evitar el empleo de mantequilla y margarina en tostadas o para cocinar, sino restringir el consumo de todos aquellos alimentos que las incluyen en su composición. “Están muy presentes en productos procesados y en bollería industrial, puesto que contienen un tipo de grasa que, por sus consistencia, otorga a los alimentos una esponjosidad completa”, continúa. Si sustituimos su consumo por el de aceite de oliva, nos beneficiaremos no solo de las propiedades cardiosaludables de sus ácidos grasos, sino también de su contenido en vitamina E. “Esta vitamina es, junto con la C, el antioxidante por excelencia”, dice Hernando.

Café

El cortisol es una hormona que está presente naturalmente en el cuerpo humano. Es conocida por ser la hormona del estrés. El café se caracteriza por aumentar el cortisol. Por ello, los expertos recomiendan moderar su consumo, debido a que el estrés aumenta la presencia de radicales libres en la sangre, acelerando el proceso de envejecimiento.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas tienen efectos negativos en la salud de la piel. Los expertos recomiendan moderar, y en lo posible, evitar su consumo. “El alcohol, así como muchos procesados que consumimos habitualmente, destroza las paredes celulares y potencia la inflamación interna de los tejidos, que puede degenerar en el envejecimiento prematuro”, señala la nutricionista.

¿Cómo prevenir el envejecimiento?

Los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explican la importancia de tratar la piel suavemente. Esto ayuda a evitar la irritación y a mantener una piel saludable. Asimismo, brindan algunas recomendaciones para lucir una piel joven y radiante:

  • Duración del baño: algunas personas tienen por costumbre tomar duchas muy calientes durante un tiempo prolongado. Esto no es recomendable, porque este tipo de baños pueden eliminar los aceites naturales de la piel.
  • Tipo de jabón: los jabones y detergentes fuertes también pueden eliminar los aceites naturales de la piel. Por esto, los expertos recomiendan utilizar jabones suaves.
  • Cuidados al afeitarse: para proteger la piel, especialmente la seca, se recomienda aplicar crema, loción o gel antes de afeitarse. Se debe afeitar en la dirección en la que crece el vello.
  • Secar la piel: para la piel es aconsejable tener una toalla especial. Secar la piel suavemente danto toques pequeños. No se debe restregar o frotar, como muchas personas tienen por costumbre.
  • Humectación: es importante aplicar crema hidratante en la piel seca.