Huevo
El huevo protege los ojos, gracias a su contenido de vitamina A y luteína, - Foto: Getty Images

vida moderna

Los beneficios para la salud de comer huevos en el desayuno

Se considera que los huevos son uno de los alimentos más nutritivos disponibles a nivel mundial.

Los huevos son ese alimento que no puede faltar en la despensa de los hogares. Además, la mayoría de las personas suelen consumirlo al desayuno casi todos los días o lo incluyen en ciertos platos en horas de la mañana.

Cabe resaltar que este alimento es uno de los más versátiles, ya que se pueden preparar de múltiples maneras, tanto como ingrediente principal para diferentes recetas como en forma de acompañamiento.

Sin embargo, existen muchos mitos alrededor de comer huevo regularmente y esto ha hecho que muchas personas se abstengan de ingerirlo. Entre esos se le atribuyen algunos daños al organismo, por ejemplo, que puede elevar los niveles de colesterol malo, mito que ya ha sido desmentido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En contexto, un solo huevo aporta seis gramos de proteína y 14 nutrientes esenciales, incluyendo vitaminas A, B, D y E, además de ser fuente de calcio, selenio y yodo. Según los expertos del Centro Internacional del Huevo y la Nutrición (IENC), se considera que los huevos son uno de los alimentos más nutritivos disponibles a nivel mundial.

Lo cierto es que comer dos huevos diariamente puede traer grandes beneficios a la salud, así lo afirman nutricionistas del Instituto Latinoamericano del Huevo.

Clara de huevo
Un solo huevo aporta seis gramos de proteína y 14 nutrientes esenciales, incluyendo vitaminas A, B, D y E. - Foto: Getty Images

Un huevo cocido grande tiene alrededor de 77 calorías y contiene:

  • Selenio.
  • Calcio.
  • Zinc.
  • 6 gramos de proteína.
  • 5 gramos de grasas saludables.
  • Vitaminas A, B5, B12, D, E, K, B6.
  • Folato.
  • Fósforo.

Los huevos son una fuente de proteína (tanto la clara como la yema), además, contienen grasas insaturadas saludables para el corazón y son una gran fuente de nutrientes, como la vitamina B6, B12 y vitamina D, según el portal LaVidaLucida, en su sección de salud y bienestar.

Beneficios de comer dos huevos al desayuno

Vista

  • El huevo protege los ojos, gracias a su contenido de vitamina A y luteína, que previenen la degeneración ocular y las cataratas.

Cabello y piel

  • Al ser rico en biotina, el huevo frena la caída del cabello y la dermatitis seborréica, además la clara contiene aminoácidos (prolina) que inducen a la producción de colágeno, el mismo que ayuda a cuidar la piel y mantener a raya las arrugas.

Memoria

  • La colina que contienen los huevos es un nutriente esencial que estimularía el desarrollo y la función cerebral, según señala un estudio de Arizona State University.
  • Además, mejora el funcionamiento del hígado, reduce los niveles de colesterol malo y es anticancerígeno.

Fortalece huesos

  • Gracias a su dosis de vitamina D, el huevo estimula la absorción y fijación del calcio en huesos y dientes. Esto sin omitir que su proteína es benéfica para los músculos.

Corazón

Pérdida de peso

  • Desayunar dos huevos será la mejor estrategia para bajar esos kilos de más. Esto porque genera sensación de saciedad y, por ende, evita que las personas coman en exceso el resto del día.

Aumenta la energía

  • Por sus proteínas y grasas saludables, comer huevo regularmente ayudaría a mantener el cuerpo con los niveles de energía necesarios para las actividades diarias.

¿Cómo preparar los huevos?

El huevo es un alimento muy versátil que se puede preparar de varias maneras, tanto como ingrediente como en forma de acompañamiento. Aquí algunas formas de prepararlo, compartidas por el portal Mejor con Salud:

  • Revuelto: ponerlo en una sartén como si fuera frito, pero se revuelve con una cuchara y si se desea se le agrega tomate, cebolla, ajo o salchicha.
  • Tortilla: batir muy bien el huevo antes de introducirlo a la sartén, freír con un poco de aceite de oliva y listo.
  • Cocido: se coloca en agua y se pone a fuego lento hasta que hierva. Una vez hierva se deja durante un par de minutos más, se retira del fuego, se le quita la cáscara y se consume.
  • Frito: verter en un sartén, preferiblemente con aceite de oliva y un poco de sal.