Creativo
Consumir alimentos de alta calidad ayuda en el buen funcionamiento del organismo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Momentos del día en los que no se debe comer para bajar de peso

El cuerpo disminuye sus actividades en determinadas horas del día, por lo que no es tan efectivo en la quema de grasa.

Muchas son las dietas y las prácticas que prometen bajar de peso, pero no todas funcionan, sino que están acompañadas de un nutricionista, de ejercicio y una dieta balanceada.

Entre tanto, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, explica que el metabolismo es cada uno de esos procesos que el cuerpo tiene y convierte en energía, como por ejemplo: la respiración, el proceso de digestión de los alimentos, la evacuación, entre otros.

Es entonces que, para poder adelgazar, se necesitan hábitos que contribuyan en la salud, y restrinjan el consumo de alimentos que no son necesarios, o quizá, no le aportan nutrientes al cuerpo y dificulten su metabolismo.

Por lo anterior, la revista Mejor con Salud, en uno de sus artículos escritos por el nutricionista, Saúl Sánchez, asegura que, por ejemplo, comer a media noche puede dificultar el proceso de digestión de los alimentos y provocar sobrepeso. Por esto, recomienda, antes de que anochezca, la ingesta de estos para que el cuerpo pueda cumplir con sus debidas funciones y quemar calorías.

Vale recordar, el nuevo método para hacer dieta que se llama ‘cronodieta’, consiste en comer alimentos antes de que se oculte el sol, ya que si se ingieren alimentos en la noche, estos no pueden ser depurados por el organismo como se debe, porque este disminuye sus actividades.

Continuando, el sitio web, citado, precisa que comer entre horas no es una buena opción para quienes quieren bajar de peso, puesto que estos alimentos, en la mayoría de casos, están compuestos de grasas ultraprocesadas o trans que no suelen aportar un alto nivel nutricional al organismo.

No obstante, se pueden consumir alimentos que producen saciedad y tengan un contenido proteico, por ejemplo.

Como se mencionó anteriormente, existen prácticas que aseguran la pérdida de peso, entre ellas, el ayuno intermitente, que consiste en la restricción de alimentos durante el día o la semana, según se determine. Sin embargo, antes de su realización se sugiere consultar con un médico que indicará lo conveniente que es para el organismo.

No se recomienda el ayuno intermitente a todas las personas.
No se recomienda el ayuno intermitente a todas las personas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Por esto, la revista recomienda que en la mañana seguido de despertar, se consuma una taza de café, porque contribuye en la regulación de los niveles de glucosa, mientras llega la hora del desayuno. En este tiempo, se aconseja comer alimentos que tengan un alto valor proteico.

La Clínica Mayo sugiere tomar hasta 4 tazas de café en el día porque si no hay una ingesta debida, este alimento, puede interrumpir el tiempo de sueño provocando insomnio, ya que altera el sistema nervioso central brindando energía.

¿Cómo reducir el consumo de café?

Tal y como lo señala la Clínica Mayo, reducir el consumo de cafeína puede traer beneficios a la salud, sin embargo, una disminución de inmediato puede “producir síntomas de abstinencia”, así mismo, irritabilidad, fatiga o desconcentración.

Entre los consejos que describe se encuentran:

  • Consumir bebidas descafeinadas: como bien se sabe, los productos que son conocidos por contener cafeína son el café, el té y el cacao, sin embargo, optar por bebidas que los sustituyan son alternativas que pueden mejorar la salud.
  • Leer la etiqueta de cada producto para verificar que no tenga cafeína, previo a su consumo.
Vitaminas B, K y antioxidantes, son algunos nutrientes que aporta el consumo de café. Foto: Getty images.
Vitaminas B, K y antioxidantes, son algunos nutrientes que aporta el consumo de café. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.
  • Así mismo, reducir el consumo de productos con cafeína progresivamente puede contribuir en regular este hábito. Por ejemplo, si se consume café en las noches, se puede disminuir una o dos tazas, para que el organismo se desacostumbre de dicha sustancia.
  • La entidad recomienda reducir el contenido de cafeína en las bebidas que se preparan como el té. “O elige tés de hierbas que no tengan cafeína”, explica.