vida moderna

¡Ojo! Estos son los remedios caseros para prevenir el mal aliento

El uso de perejil, limón y vinagre son algunas de las prácticas más utilizadas para eliminar el mal aliento.


Lo único peor que hablar con alguien que tiene mal aliento, es ser el originador de ese mal aliento. Si bien muchas personas utilizan mentas y dulces para disimular o reducir el mal aliento, hay remedios caseros y productos cotidianos que le pueden ayudar a no sufrir de ese mal.

Hay que decir que el mal aliento también es conocido como halitosis y es una afección que provoca que haya un aroma poco agradable en la boca.

A pesar de que hay muchos productos mentolados en el mercado, no todos tienen el efecto deseado, e incluso, en algunas ocasiones, los químicos de estos productos son tan fuertes que terminan dañando la dentadura.

Los expertos han logrado determinar varias causas que provocan el mal aliento, como la falta de limpieza bucal, la ingesta de algunos alimentos y el consumo de ciertos tipos de medicamentos

De acuerdo con el portal todoisca.com, los mejores remedios caseros para combatir el mal aliento son el consumo del perejil, pues este es un alimento que combate la halitosis gracias a los altos niveles de clorofila que posee.

La recomendación es dejar remojando por varias horas el perejil en agua, añadirle vinagre y hacer gárgaras con la bebida final de manera diaria.

Otro de los alimentos que puede ayudar a eliminar el mal aliento es el limón. Con esta fruta, la recomendación es diluir el zumo de limón en agua y hacer gárgaras en horas de la mañana y de la noche. Eso sí, la advertencia es que se debe añadir poco zumo al agua, pues si se hace en exceso se puede dañar el esmalte dental.

El vinagre es otro de los productos tradicionales que puede ayudar a combatir el mal aliento gracias a que tiene propiedades anti bacterianas, lo cual puede modificar y regular el pH bucal.

La recomendación es diluir unas gotas de vinagre en un vaso de agua y usar la mezcla como enjuague bucal nocturno.

También se cree que se puede utilizar el bicarbonato de sodio para disminuir el mal aliento. La recomendación es diluir un poco de bicarbonato en agua, mojar el cepillo dental y lavarse la boca y lengua, pero sin incluir los dientes, pues el bicarbonato de sodio puede eliminar el esmalte dental.

Si a pesar de la implementación y realización de este tipo de remedios el mal aliento continúa o ya es muy intenso, la recomendación es consultar al médico para que sea este quien determine las causas y soluciones a la problemática.

¿Detectar el coronavirus con el aliento?

Un grupo de desarrolladores en Finlandia crearon meses atrás un dispositivo no invasivo que permite identificar en menos de dos minutos si una persona está o no infectada con esta enfermedad mediante el aliento.

El resultado final después de meses de investigaciones fue un pequeño aparato que se puede conectar a un celular con conexión a internet que arroja los resultados basados en algoritmos de inteligencia artificial.

Es un analizador no invasivo, a diferencia de otros métodos como la prueba PCR, que en países como Japón se consiguen en máquinas expendedoras, o la de antígenos, que funciona de manera similar a la de un alcoholímetro, por medio de la exhalación para recibir una respuesta.

“En la exhalación se encuentran unos compuestos orgánicos volátiles (VOC) que son producto de diferentes moléculas de compuestos que se desarrollan en el metabolismo normal de una persona, y allí se encuentra la información que es capaz de traducirse en si tiene o no tiene en ese momento el virus”, explicó la doctora Diana Guerrero del equipo de Annar Health Technologies, el proveedor que busca traer este analizador a Colombia.

Guerrero mencionó que el dispositivo cuenta con nanosensores que forman una ‘nariz’ que puede captar los compuestos que mediante un algoritmo se convierten en una respuesta de si el paciente es positivo o negativo.

Para Guerrero, la importancia de este analizador recae en la rapidez, pues el aparato es capaz de identificar el virus incluso unas pocas horas después de que ha ingresado en el individuo.

“Eso nos permite hacer un aislamiento mayor del que estamos haciendo hoy en día. Actualmente, para las pruebas moleculares se requiere el paso de días para que realmente pueda ser detectado. En ese tiempo, la persona sigue teniendo una vida relativamente normal con su núcleo familiar o con sus grupos de amigos, por lo que continúa la propagación del virus”, menciona.