vida moderna

Presión arterial alta: los métodos naturales que ayudan a controlarla

La OMS estima que en el mundo hay 1.280 millones de adultos entre los 30 y 79 años con hipertensión.


La hipertensión se produce cuando la tensión arterial se produce con más fuerza de la normal contra las paredes de las arterias, lo cual impide la libre circulación de la sangre. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que en el mundo hay 1.280 millones de adultos entre los 30 y 79 años con hipertensión y es una de las causas principales de muerte prematura en el mundo.

Los factores de riesgo que producen esta afección son las dietas malsanas, el sedentarismo, el excesivo consumo de tabaco y el sobrepeso o la obesidad. Además de esto, existen factores de riesgo no modificables como los antecedentes familiares, la edad y la concurrencia de otras enfermedades como la diabetes. Así mismo, una investigación, el ‘European Heart Journal’ indica que los pacientes con presión arterial elevada tienen un riesgo dos veces mayor de morir por covid-19. Este estudio se realizó en 2.877 pacientes hospitalizados por covid-19 durante 50 días para detallar los síntomas que adicionales que presentaban.

Por lo general, la mayoría de personas hipertensas ignoran los síntomas debido a su levedad, pero otras suele sufrir cefaleas matutinas, hemorragias nasales, ritmo cardiaco irregular, alteraciones visuales y acúfenos. La hipertensión grave puede provocar cansancio, náuseas, vómitos, confusión, ansiedad, dolor torácico y temblores musculares, de acuerdo con información de la OMS.

Para combatir esta afección, el portal web El Confidencial ha dado a conocer algunas formas útiles para combatir la presión alta.

Aprender a medir la presión arterial: Por si sola, la hipertensión arterial es difícil de detectar, ya que es una enfermedad silenciosa. Por esta razón, las autoridades sanitarias recomienda mediar la presión una vez cada cuatro años para las personas entre los 14 y 45 años y luego de esta edad, cada dos años. Antes de realizar esta medición se debe reposar cinco minutos y hacer que la persona esté relajada. Adicional a ello, es importante no haber consumido bebidas como café y té, ni haber fumado.

Reducir la cantidad de sal: Para controlar la presión arterial, es fundamentar disminuir el consumo de sodio en los alimentos, pues lo aconsejable es no consumir más de 2.300 miligramos diarios, que es un equivalente a una cucharada. Así mismo, las personas con diabetes o hipertensión deben eliminar su consumo, la presión arterial podría subir hasta sufrir un ataque cardiovascular.

Restringir el consumo de alcohol: Con frecuencia, el alcohol puede disminuir la presión arterial, pero cuando se consume en exceso produce el efecto contrario. Profesionales de la Clínica Mayo aconsejan consumir dos bebidas alcohólicas diarias para las mujeres y hombre menores de 65 años.

Evitar situaciones de estrés: Situaciones como el exceso de carga laboral, problemas familiares y económicos suelen ser los principales desencadenantes de presión alta debido al excesivo estrés y ansiedad que generan en el organismo. Por ello, es importante hacer ejercicios de respiración profunda, meditación o practicar yoga.

Vigilar el peso corporal: Hasta el momento se desconoce como tal la cauda que produce la hipertensión, pero la correlación entre la presión arterial y el aumento de peso está demostrada en varios estudios. Es por ello que se aconseja mantener una dieta saludable, que controle el peso y también que ayude a mantener un estilo de vida saludable.

Llevar una dieta saludable: Una alimentación saludable debe tener una gran cantidad de cereales integrales, frutas, verduras y productos lácteos con bajo contenido de grasa. Además, es fundamental incluir alimentos ricos en potasio para reducir los efectos del sodio en la presión arterial.