astrología

¿Qué tan confiables son los horóscopos y por qué se cree en ellos?

La astrología es una práctica que busca anticipar eventos a través del movimiento de los astros.


Según la astrología, los fenómenos celestes tienen la capacidad de influir en las actividades y relaciones humanas, por lo que los expertos en el tema aseguran que este método de predicción busca anticipar eventos que sucederán para cada signo. Pero, aunque es una práctica que ha cogido fuerza en las últimas décadas, no existe evidencia concreta que demuestre que este método funcione realmente.

Sin embargo, según expertos de la psicología, las personas tienden a creer y leer cada vez más sobre el futuro porque es una forma por la que los humanos “intentan poner orden al caos”, una forma de querer controlar lo que va a pasar y prever las situaciones. “Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha querido prever lo que va a suceder y para eso ha consultado a astrólogos”, aseguró para 24 horas, el psicólogo y astrólogo Juan Carlos Saumont.

A pesar de que la comunidad científica permanentemente rechace esta práctica, las personas continúan confiando en el horóscopo, pues este está ligado a la concepción mítica de la realidad. Según el experto, el hecho de que se vean los fenómenos astrológicos de forma cíclica, debido a los notables ciclos de la naturaleza, es una forma de sumergirse en la naturaleza simbólica de la que el hombre siempre ha sido parte.

Según Saumont, la astrología ha ido evolucionando tanto que hoy en día existe una corriente que aborda el tema de una forma profunda, pues con esta novedad el hombre se sintoniza mejor con los ciclos naturales que ligan su sentir de una forma más trascendental.

Horóscopo, Astros, Astrología, signos del zodiaco
Representación esquemática de la constelación zodiacal "Capricornus", el color corresponde a un signo del zodíaco - Foto: Getty Images

Desde una perspectiva mítica, todo lo que nace en un cierto momento contiene, como potencialidad, la energética de ese momento y por eso se han trazado desde tiempos remotos cartas astrales que permiten prever cómo el ser humano resuena con esos ciclos, que van más allá de su control, para poder sintonizar con ellos”, manifiesta el académico.

Además, a través de esta disciplina se busca la mejor adaptación del ser humano a los ciclos naturales del universo. Por lo que, en la actualidad, la astrología no pretende predecir lo que va a pasar, en una situación en concreto, sino centrar a los seres humanos en buscar una transformación personal, teniendo en cuenta los fenómenos naturales.

“Esto podrá suceder en tanto seamos capaces de identificarnos psicológicamente con ciertas energéticas o bien rechazarlas. Ahí el sujeto no es un objeto del destino ni de los astros, sino que tiene una cierta libertad de elección y responsabilidad en sus propias construcciones”, concluye Saumont.