vida moderna

Remedios naturales para quemaduras del sol

Las quemaduras se presentan cuando el grado de exposición al sol o a las fuentes de luz ultravioleta exceden la capacidad de la melanina para proteger la piel.


Llegó mitad de año y tomar el sol en la playa o en la piscina se convierte en una de las actividades más apetecibles durante esta temporada. Además, son meses en donde la mayoría de los padres de familia programan sus vacaciones para compartir con sus hijos por el calendario escolar.

Según el magacín Mundo Deportivo, en su sección de belleza y salud, el sol es una de las principales fuentes de vitamina D, esencial para el correcto funcionamiento del organismo, esta vitamina resulta esencial en el proceso de absorción de minerales, como el calcio y el fósforo, por lo cual también es fundamental para la salud de los huesos.

Además, influye en el fortalecimiento del sistema inmune, responsable de combatir infecciones, y también resulta eficaz para mejorar la salud de la piel, según un estudio de VU University Medical Center, de Holanda.

Sin embargo, la mayoría de personas no saben broncearse de la manera correcta y terminan por quedar en malas condiciones. “Una quemadura solar es la respuesta inflamatoria de nuestro organismo ante el daño que produce la radiación ultravioleta en la piel, sobre todo en las capas más superficiales”, indica Belén Acero, titular de Farmacia Avenida América, experta en dermofarmacia.

Tomar el sol es una poderosa fuente de vitamina D. Foto: GettyImages.
El sol es una de las principales fuentes de vitamina D, esencial para el correcto funcionamiento del organismo. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

“Las quemaduras se presenta cuando el grado de exposición al sol o a las fuentes de luz ultravioleta exceden la capacidad de la melanina para proteger la piel”, explica en detalle Arantxa Arana, dermatóloga de la Clínica Dra. Pérez Sevilla.

Por otro lado, según Rosa Taberner, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, editora del blog Dermapixel y dermatóloga en el Hospital Son Llàtzer (Palma, Islas Baleares), “las zonas más habituales en las que se producen quemaduras solares son las que están expuestas al sol, como el cuero cabelludo, la zona posterior del cuello, hombros y escote o muslos, teniendo en cuenta que algunas son zonas que en otras épocas del año van cubiertas”.

Síntomas de una quemadura

  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.
  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo náuseas, erupción cutánea, fiebre o escalofríos.

Remedios caseros para las quemaduras

Aquí algunos remedios naturales recomendados por Arana, para aliviar el dolor y enrojecimiento de las quemaduras.

Agua fría:

  • La experta recomienda el uso de agua fría, ya que enfría la quemadura y actúa disminuyendo el dolor.
  • Es importante usar agua fría y no hielo, ya que el frío extremo puede lesionar aún más el tejido.

Aceite de coco:

  • Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias previenen una posible infección en la zona afectada y ayudan a calmar la irritación y enrojecimiento.

Vinagre:

Aloe vera:

  • Por su poder emoliente, antiinflamatorio y cicatrizante se pueden usar junto con cremas que la contengan en el tratamiento de quemaduras solares.
  • La recomendación de Tabernes es usarlo a través de cremas de farmacia y “no directamente de la planta, ya que podríamos poner en contacto nuestra piel con microorganismos de la tierra o de la corteza”, sostiene la experta.

La mejor hora del día pata tomar el sol

  • Médicos y dermatólogos aconsejan evitar las horas en las que el sol cae de forma perpendicular.
  • En realidad, lo más saludable para la piel es tomar el sol antes de las diez de la mañana o después de las cuatro de la tarde. O, dicho de otro modo, se desaconseja hacerlo durante las horas del mediodía.
  • Según un estudio realizado por la Universidad de Texas, en los días nublados el sol afecta de igual manera que cuando no hay nubes. En realidad, las radiaciones ultravioleta las traspasan; el 90 % de los rayos UVA llegan a las personas, aunque esté el día nublado y pueden causar quemaduras o, a largo plazo, cáncer de piel.