Cuando el río suena...

Lo ocurrido con las canecas de cianuro en El Magdalena, demuestra que además de recuperar el río para el comercio, se necesitan regulaciónes estrictas para quienes lo aprovechan y evitar así eventuales tragedias ambientales. Análisis por Aldemar Moreno periodista económico de SEMANA.


Cuando el río suena...