La Registraduría, para evitar confrontaciones, tuvo que dividir la entrada de su sede central en Bogotá en dos. Por el costado izquierdo se habilitó la entrada para las cajas que llegaron en dos camiones con las 5,8 millones de firmas que recogió el equipo de Germán Vargas Lleras; y por el costado derecho se habilitó el ingreso de las casi 900.000 rúbricas que respaldan a Gustavo Petro. Las dos campañas llegaron con sus respectivas parafernalias electorales y las autoridades presentes en el lugar evitaron que se encontraran de frente para evitar roces. Los aspirantes también evitan un encuentro directo.

2017-12-11

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

“La oposición a Gustavo Petro parece inexistente”

Ingrid Betancourt señaló que el acuerdo nacional es bueno, siempre y cuando no sea de “mermelada”.