En el libro El mundo secreto de la mafia, escrito por el periodista judicial Alirio Bustos, se revelan muchos datos desconocidos de los peores criminales que ha tenido el país. Sobre Pablo Escobar, hay una historia interesante. Bustos cuenta que una de las mujeres a la que más quiso y respetó El Patrón, fue Teresa Vergara, su nana, la mujer que siempre conseguía los mejores plátanos maduros para cocinárselos fritos, como le gustaban al capo. Para agradecer lo que Teresita había hecho por él, Escobar le regaló un carro y le puso conductor propio para que asistiera a sus terapias diarias contra el cáncer, enfermedad que con el paso del tiempo terminó con su vida.

2022-07-09

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

“Yo no soy lambón”: líder taxista, molesto; siente que presidente Petro no está cumpliendo

Las diferencias entre los principales líderes de este gremio quedaron en evidencia este miércoles en SEMANA,