historia y arquitectura

El emblemático Edificio Vásquez abre sus puertas al arte y la cultura de Medellín

La ciudad inauguró el Centro de Desarrollo Cultural Vásquez. El edificio, patrimonio de la nación, será la sede de la Secretaría de Cultura Ciudadana, pero también un espacio de puertas abiertas para impulsar las artes y la cultura de Medellín.


La historia del Edificio Vásquez se remonta a finales del siglo XIX, cuando el conocido comerciante antioqueño, Eduardo Vásquez, compró un lote para construir uno de los edificios más monumentales de la pujante Medellín.

Contrató al famoso arquitecto francés Charles Émile Carré, quien había creado la Catedral Metropolitana, entre otras joyas arquitectónicas de la ciudad, y en 1895 se abrieron las puertas del Edificio Vásquez en el barrio Guayaquil.

Muy al estilo Carré, el Edificio Vásquez luce una fachada de ladrillos rojos.

En ese entonces, en el primer piso había 16 locales comerciales, y en el segundo y el tercero vivían familias de la alta sociedad de la ciudad.

Imagen del Edificio Vásquez, nuevo Centro de Desarrollo Cultural Vásquez de Medellín. Cortesía de la Secretaría de Cultura Ciudadana
Imagen del Edificio Vásquez, nuevo Centro de Desarrollo Cultural Vásquez de Medellín. Cortesía de la Secretaría de Cultura Ciudadana - Foto: Imagen del Edificio Vásquez, nuevo Centro de Desarrollo Cultural Vásquez de Medellín. Cortesía de la Secretaría de Cultura Ciudadana

Comenzando el siglo XX, un desafortunado accidente hizo que los habitantes de Medellín conocieran al edificio como ‘el quemao’. “Uno de los espléndidos y modernos edificios de don Eduardo Vásquez ardía con una rapidez y fuerza que parecían irresistibles,” informaba el diario La Patria.

Debido a la crisis monetaria, las reparaciones tardaron en hacerse. Pero para la década de los 20′s el edificio tenía nueva vida. Funcionaba como hotel de paso para los nuevos inmigrantes que recibía la creciente ciudad.

Con el paso del tiempo Medellín fue cambiando y durante décadas el Edificio Vásquez y sus alrededores cayeron en el olvido. Pero en el 2000 su suerte cambió. En diciembre de ese año el Ministerio de Cultura lo declaró Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional, y tres años después se firmó un contrato de arrendamiento con la Caja de Compensación Comfama para su restauración.

En su página web, Confama narra la historia del emblemático edificio y de cómo sus trabajadores vivieron la restauración. “Vi renacer la vocación de un edificio patrimonial, pero también la de todo un sector, la antigua Plaza Cisneros, el barrio Guayaquil y el hoy Parque de las Luces. Vi expandir las posibilidades de educación y cultura no solo para quienes visitan el centro, sino para quienes trabajan en él,” dice Juan Amariles.

Pero la ciudad sigue cambiando, y a partir del 10 de junio el edificio volverá a empezar una nueva vida. Se convertirá en el Centro de Desarrollo Cultural Vásquez y ayudará a fortalecer programas y proyectos de la Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín, entre ellos, el Laboratorio de creación de procesos ciudadanos, la Escuela de Tango de la Red de Escuelas de Música y el Centro de Experimentación Digital para las Artes CEDA. Y como sus amplios y sobrios espacios son ideales para ello, también hará las veces de escenario para la exhibición de obras de artistas locales.

La Alcaldía de Medellín resume la noticia así: “el Edificio Vásquez abrió sus puertas para la creación, el arte y la cultura.”

Le recomendamos: