Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

"Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

La cancelación del concierto de Marduk no solo afectó a los fanáticos que habían comprado boletas, sino también al organizador del show. Como él, muchos en el país se arriesgan todo el tiempo a traer bandas 'underground', poco conocidas por el público masivo. SEMANA habló con dos de ellos sobre este caso y las dificultades de su oficio.

En los últimos años, Bogotá (y Colombia en general)  se han convertido en un destino imperdible para artistas internacionales y para músicos de talla mundial. Por la ciudad han pasado Paul McCartney, los Rolling Stones, U2, Roger Waters, Depeche Mode y muchos otros, que hace unos años no contemplaban al país para sus giras.  También los festivales se han vuelto cosa de todos los días, tanto que no es exagerado decir que no hay mes en el que la ciudad no tenga un evento de esas características. 

Pero al margen de los grandes conciertos, y desde mucho antes de que esta tendencia se diera en Bogotá, hay un grupo de personas que organiza frecuentemente conciertos de bandas ‘underground‘, de nicho y poco conocidas por el público masivo. Lo hacen por pasión, porque se cansaron de esperar que sus bandas favoritas llegaran a Colombia y se dieron cuenta de que si ellos no las traían, nadie lo iba a hacer, y en ese camino se enfrentan a las dificultades económicas, a la falta de espacios que cumplan los requerimientos y a la falta de colaboración de varios entes gubernamentales. 

También le puede interesar: Satánica corrupta y blasfema concejal de la familia de Bogotá sobre Marduk

Hace dos semanas, uno de esos conciertos -que casi nunca salen en los medios de comunicación o en los noticieros- se hizo muy conocido y obtuvo una popularidad sin precedentes. Todo porque Marco Fidel Ramírez, el concejal ‘de la familia‘, criticó que a la ciudad llegara Marduk, una banda sueca de black metal reconocida por sus canciones anticristianas. Fue tanto el movimiento que se le dio al tema, que las boletas se agotaron y la alcaldía, aduciendo problemas en el sitio en el que  se iban a presentar, selló el bar y no permitió hacer el concierto. 

Lo que era un concierto de nicho, del que solo se hablaba en los circulos de fanáticos del black metal, se convirtió en un evento popular que acaparó titulares de prensa y mojó noticieros. Hasta el final se dijo que el concierto se iba a realizar en un lugar secreto, pero pocas horas antes de su inicio, los organizadores anunciaron que era imposible llevarlo a cabo y tuvieron que devolver la plata de las boletas. 

Sugerimos leer: Así es la banda de metal que escandalizó al concejal de la familia

Más allá de la polémica por la decisión, que podría ser un claro ataque contra la libertad de expresión, el tema puso sobre la mesa la difícil labor de los organizadores de conciertos de nicho, que todos los días invierten todos sus ahorros para traer a sus bandas soñadas y hacer felices a algunos fanáticos del metal y del rock.  

Por ese motivo, SEMANA convocó a dos de esos organizadores (incluyendo a Andrés Arce, quien estuvo al frente del fallido concierto de Marduk), para hablar sobre este caso particular y sobre las dificultades de organizar conciertos de nicho en Colombia. 

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1928

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.