nación

Barranquilla: entre lágrimas, pesista pregunta por qué no la dejan entrenar

SEMANA habló con la deportista María Fernanda García, a quien le llegó la Policía por prepararse afuera de su residencia para una competencia a nivel nacional.


Indignada y humillada. Así se siente María Fernanda García, una deportista colombiana que vive en Barranquilla, en el barrio Lucero, y que, como otras personas que se dedican a diferentes disciplinas deportivas, no ha podido entrenar como de costumbre por la pandemia de covid-19.

La pesista del registro de Atlántico, medalla de bronce en la categoría de más de 87 kilogramos en los pasados Juegos Nacionales Bolívar-2019, se vio afectada luego de tener que entrenar al frente su residencia y sorpresivamente llegó un patrulla de la Policía por quejas de los vecinos de García. 

SEMANA se comunicó con la deportista, quien manifestó: “la Policía llegó a mi lugar de residencia, pero no supieron darme justificación, porque yo estaba dentro del tiempo permitido para realizar actividad física, además que mostré todos los certificados deportivos, y también argumenté que el deporte individual de pesas ya estaba avalado“.

Luego, las autoridades le argumentaron que llegaron a su casa porque vecinos del sector los llamaron y se quejaron de que la joven estuviera entrenando allí. Así mismo, la deportista denunció que inclusive los vecinos estaban recogiendo firmas para que no pudiera entrenar más afuera de su residencia. “Yo llevo un mes entrenando así; hago todo lo que está en mis manos para prepararme porque a mitad de septiembre tengo un campeonato nacional de mayores virtual, y por eso mi afán es entrenar de cualquier manera“, denunció García a este medio.

A través de un video publicado en su cuenta de Instagram, la deportista cuenta que la Policía llegó hasta su domicilio y le expresó que no podía entrenar afuera con las pesas, a pesar de que se encontraba en los horarios avalados por el Gobierno Nacional y Distrital para la actividad física.

“Cuando no puedo entrenar en la terraza, lo hago afuera. Esos discos están forrados con caucho, además tengo otros cauchos en el piso para que no reboten. Eso es concreto, a eso no le va a pasar nada. ¿Qué pasó? Que los vecinos llamaron a la Policía y que porque yo no podía hacer ese tipo de cosas“, señaló indignada la joven.

La pesista agregó que, “me entero que los vecinos de toda esta cuadra, que son mala gente, están recolectando firmas para que yo no entrene más. ¿Qué les parece? ¡Hey! ¡Yo los represento a ellos! ¡Represento al Atlántico! ¿Cómo me van a salir con eso ahora?”, señaló García entre lagrimas.

Seguidamente, García señaló que ella no hace fiestas no anda parranda, sino que está desarrollando su trabajo, con el cual ha representado al departamento y al país. “Yo no estoy formando guachafita, no estoy haciendo fiesta, no estoy de parranda, estoy entrenando. Soy deportista de toda la vida. Este tipo de cosas me dan muchísima tristeza”, dijo.

Así mismo, la deportista señaló que a finales de mes tiene una competición de manera virtual que organizará el país de Uzbekistán, por lo que se está preparando.