vida moderna

Cometa Leonard: el más brillante que rondará a la Tierra en 2021 y podrá ser visto

El fenómeno celeste podrá verse a simple vista.


En enero de 2021 los científicos descubrieron el cometa Leonard o C/2021 A1 y tras indagaciones más profundas encontraron que será el cometa que más cerca pasará d la Tierra en este año y que podrá ser visto a simple vista.

El objeto celeste lleva su nombre porque fue hallado por el astrónomo Greg Leonard en el Observatorio Mount Lemmon el pasado 3 de enero, siendo el primero en descubrirse en este año.

Este será un evento de una vez en la vida, puesto que el cometa tiene una órbita hiperbólica, es decir, una órbita que lo llevará solo una vez a través del sistema solar interior y luego volverá a las profundidades del espacio.

Esto quiere decir que después de este acercamiento al Sol, el cometa Leonard no será visto nuevamente desde la Tierra, de acuerdo con EarthSky. Además, se halló por lo que, probablemente, se acercó a la Tierra antes, aproximadamente hace unos 70 mil años.

Al cometa Leonard se le ha considerado como el más brillante del año, debido a que cuando se le ubicó por primera vez era casi 160 mil veces más tenue que las estrellas más débiles que se pueden identificar a simple vista, y para cuando esté en su punto más cercano respecto a la Tierra, habrá cobrado tal brillo que podrá ser visto desde distintas regiones del planeta.

Los expertos estiman que actualmente el cometa Leonard se encuentra a cinco unidades astronómicas del Sol, considerando que esta unidad de medida se basa en la distancia que existe entre la Tierra y el Sol, lo que equivale a 149.565 millones de kilómetros.

¿Cómo verlo?

Se calcula que actualmente el cometa se encuentra entre Júpiter y Marte desplazándose a 70,6 kilómetros por segundo. A finales de este año pasará cerca de la Tierra y se podrá observar a simple vista a finales de diciembre.

Para ver el cometa Leonard bastará con madrugar para el 12 de diciembre de 2021 y ese día podrá ser apreciado durante un par de horas antes del amanecer, cuando los propios rayos del Sol hagan imposible esta acción.

Los cometas están compuestos de gases congelados que se calientan a medida que se acercan al Sol y este calor los hace brillar. A medida que los gases se calientan y se expanden, el viento solar (partículas subatómicas que se irradian desde el Sol), expulsa el material en expansión hacia la hermosa cola del cometa.

Los astrónomos profesionales pueden observar entre seis y doce cometas en una noche determinada. Pero los cometas visibles sin ayuda de telescopios son bastante inusuales y solo aparecen uno o dos años cada 10-15 años.