Home

Deportes

Artículo

- Foto: AP

fútbol

De 12 partidos jugados en 8 años a ser héroe, la lección de un eterno suplente

La emotiva historia de Emiliano Martínez, quien fue cedido seis veces por el Arsenal antes de poder tener una oportunidad de brillar con el equipo.

Este fin de semana, el Arsenal se consagró campeón de la FA Cup, luego de vencer al Chelsea por 2 a 1, con lo que logró salvar la temporada y clasificarse a la Uefa Europa League, con lo que mantiene su racha de más de 20 años en competencias europeas.

Uno de los héroes del título, además de Pierre Emerick Aubameyang, fue el arquero argentino Emiliano Martínez, que se notó conmovido llorando durante la premiación y la celebración por ganar este trofeo por decimocuarta ocasión en la historia del equipo londinense.

Pero esto también fue un triunfo personal para Martínez, pues era su consagración después de haber sido eterno suplente del conjunto Gunner. El argentino llegó al equipo en 2010, cuando tenía solo 17 años.

Pero tuvo muy pocas oportunidades y apenas atajó 12 partidos en sus primeros 8 años, en los que estuvo a la sombra de otros guardametas, incluido el colombiano David Ospina. Además, fue prestado a 6 clubes distintos antes de recibir una oportunidad. Sus equipos fueron Oxford, Sheffield Wednesday, Rotherham, Wolves, Getafe y Reading.

En 2020, Martínez logró convertirse en titular cuando el alemán Bern Leno se lesionó y tuvo excelentes actuaciones frente a Manchester City y Chelsea, en la semifinal y final de la tradicional copa inglesa.

Cuando el periodista Dan Walker de BBC le preguntó qué significaba este título para él y su familia, el joven no pudo contener las lágrimas y tuvo que ser consolado por Aubamenyang, goleador y gran estrella del equipo.

El jugador agradeció el aporte del gabonés y luego no pudo hablar de su familia por estar embargado por la emoción. Luego, en una videollamada con su familia, volvió a quedar en evidencia su emoción por el logro y su consagración.

Si faltaba algo para que el portero argentino se ganara el corazón de los gooners fue que en un video posterior a la celebración dijo a un funcionario del club “no me importa el dinero”, haciendo referencia a la importancia de esta victoria más allá de lo económico.

Un caso parecido al de Martínez fue el del argentino Franco Armani, que llegó en 2010 con 22 años. El portero nacido en la provincia de Santa Fe fue suplente durante varios años a la sombra de Gastón Pezzuti, pero cuando tuvo la oportunidad logró consolidarse como el mejor portero de la historia del equipo antioqueño Atlético Nacional.

Armani es el jugador más ganador en la historia del equipo: acumuló 13 títulos en los que se destacan una Copa Libertadores, una Recopa Sudamericana, 6 títulos de Liga Águila, 2 Superligas y 3 de Copa Colombia.

Una lección de ambos arqueros, que a pesar de las difíciles circunstancias, dejan como enseñanza que hay que seguir siendo profesional y nunca rendirse, pues no se sabe qué día recibirán la oportunidad de hacer historia.