Home

Deportes

Artículo

Hackers
Una forma de robar los datos de los usuarios es a través de tiendas falsas de productos relacionados con la Fifa. - Foto: Getty Images/Image Source

tecnología

Mundial Qatar 2022 | Que su pasión por el fútbol no lo haga víctima de fraude: estos son los engaños más comunes

Los boletos falsos son el cebo más utilizado para atraer a las víctimas y la Copa Mundial no es una excepción.

Por esta fecha, además de entusiasmar a cientos de millones de personas con la Copa Mundial de la Fifa en Qatar 2022, hay hinchas que buscan ganar dinero rápido o estafando a la gente.

Precisamente, según una investigación de Kaspersky, se han encontrado páginas falsas que ofrecen de todo: desde entradas o mercadería de eventos, hasta servicios de transmisión de partidos, además de numerosos obsequios y estafas de NFT que se aprovechan de la Copa Mundial.

Por ejemplo, como con otros eventos deportivos mundiales, los boletos falsos son el cebo más utilizado para atraer a las víctimas y esta Copa Mundial no es una excepción.

Además, Qatar 2022 solo ofrece boletos digitales, lo que aumenta el riesgo de encontrarse con recursos maliciosos. Se descubrieron numerosas páginas de phishing que ofrecían comprar entradas para partidos de la Fifa, según el informe.

Además, los usuarios perderán datos personales, datos bancarios y dinero. Los estafadores también pueden comenzar a usar los datos robados para otros fines o venderlos en la ‘Dark Web’.

Cuidado con los regalos

Es que ningún gran evento público está completo sin estafadores que hagan imitaciones de obsequios generosos.

Según el informe, también se encontraron páginas de phishing que ofrecían ganar dos boletos para la Copa Mundial. Lo anterior es bastante popular, pues, por lo general, cada usuario se convierte en un ganador “afortunado” y los elegidos solo necesitan pagar una tarifa de envío.

Así mismo, otra forma de robar los datos de los usuarios es a través de tiendas falsas de productos relacionados con la Fifa, con ofertas de una camiseta de su equipo favorito, cubiertas de teléfonos con jugadores populares o balones de fútbol firmados suena bien, en las que después de ingresar sus datos y transferir dinero para realizar una compra, los fanáticos pierden su dinero a manos de los estafadores.

Más estafas

De igual forma, una característica distintiva ha sido la propagación activa de varias estafas criptográficas, en su mayoría las que explotan la popularidad de las NFT.

Incluso, algunas ofrecen apostar en un partido y ganar criptomonedas, otras ganar arte NFT relacionado. Todo lo que el usuario debe hacer es ingresar las credenciales de la billetera criptográfica, de manera que el “premio” se transfiere directamente.

De esta manera, los estafadores obtienen acceso a todos los ahorros y datos de billetera relacionados.

Para que también tenga en cuenta, otra estafa es el fraude de criptoinversión. Los estafadores crean activamente monedas reales y convencen a un usuario para que invierta en ellas mientras le prometen a la víctima un crecimiento potencial de la moneda.

En la vida real, tales iniciativas casi nunca tienen éxito, ya que los usuarios han gastado dinero en algo que nunca se desarrollará.

Olga Svistunova, experta en seguridad, declaró los grandes eventos deportivos siempre atraen la atención de los ciberdelincuentes. Particularmente, con esta Copa Mundial, los estafadores han sido muy creativos, ya que “hemos observado que se ha empleado una variedad de estratagemas fraudulentas”.

Agregó que “están tratando de beneficiarse al máximo de la situación y explotar tantos temas de moda como sea posible, incluido un número creciente de estafas NFT relacionadas con la Copa Mundial”.

Al mismo tiempo, existen muchas de las llamadas estafas tradicionales, desde obsequios y boletos falsos hasta tiendas de mercadería. Estos esquemas son simples, pero efectivos y es por eso que estas páginas fraudulentas son eternas compañeras de los grandes eventos.

Svistunova aseveró que “alentamos a los usuarios a estar atentos cuando reciben ofertas que parecen demasiado buenas para ser legítimas y a verificar cuidadosamente la validez de los mensajes que reciben”, .