Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/13/1997 12:00:00 AM

ORO NEGRO

EL FUTBOL AFRICANO ESTA CONSIGUIENDO LO UNICO QUE LE FALTABA PARA TERMINAR DE CONSOLIDARSE COMO EL MAYOR FUTURO EN EL MUNDO:DINERO.

ORO NEGRO ORO NEGRO
Ya ha pasado más de una década desde cuando Pelé dijo públicamente que a partir del año 2000 los campeones mundiales de fútbol estarían en Africa. En ese entonces muchos lo escucharon, pero pocos le creyeron. Sin embargo, el tiempo le ha dado la razón. Sin ir muy lejos, un liberiano, George Weah, fue escogido a finales del año pasado como el mejor jugador del mundo. La selección de Nigeria se llevó la medalla de oro en los pasados Juegos Olímpicos de Atlanta, tras superar a rivales de la talla de Argentina o Brasil. Y como si fuera poco a comienzos de este año el número de jugadores africanos que militaba en clubes europeos, tan importantes como el Ajax o el Milan, era mayor que el de los suramericanos (ver SEMANA #715).Pero pese al evidente auge del fútbol africano en la última década, algunos seguían dudando de la afirmación de Pelé tras argumentar que, aunque sus jugadores tuvieran el talento, la fuerza y la habilidad necesarias para sobresalir, el continente negro carecía de algo fundamental para ser campeones mundiales: dinero. Para nadie es un secreto que por falta de recursos económicos los africanos no han podido desarrollar una infraestructura futbolística propia que les permita explotar la cantera de jugadores que existe en el continente. Sin embargo, para sorpresa de muchos, hace algunos días los escépticos que aún dudaban de las afirmaciones de Pelé empezaron a ver cómo los vaticinios de O rei continúan por buen camino.Desde el martes y durante toda la semana pasada los dirigentes de la Confederación Africana de Fútbol _CAF_ estuvieron reunidos en El Cairo, Egipto, con un nutrido grupo de representantes de compañías francesas, suizas e inglesas. El objetivo de los encuentros era uno solo: estudiar cuál de las numerosas propuestas de esos empresarios, en las que se solicitaba los derechos de televisión y patrocinio publicitario del campeonato africano que comenzará en febrero de 1997, era la más rentable. La trascendencia del encuentro radica en que es la primera vez, en 40 años de existencia de la CAF, que los clubes y las federaciones africanas tienen la posibilidad de obtener ganancias significativas de sus torneos. Si bien es cierto que la mayoría de los estadios en Africa registran buenas asistencias de público, hasta ahora un gran número de equipos debían conformarse con los escasos dividendos que les dejaba la recaudación de una boletería que por las limitantes económicas de los habitantes debe ser ofrecida a bajos precios. Esta situación impedía que los clubes y las federaciones tuvieran dinero suficiente para invertir en su fútbol. Pero todo esto cambiará.Aprovechando la difusión y los patrocinios, la CAF organizará a partir del próximo año todos sus torneos continentales empleando un esquema similar al que se usa en Europa para eventos como la Copa Uefa, la cual deja muy buenos dividendos para los equipos participantes. Según las cuentas de la CAF, la Liga de Campeones Africanos, que será disputada por 24 equipos, podría dejarles alrededor de tres millones de dólares en ganancias, sólo por concepto de derechos televisivos. El 70 por ciento de los ingresos será repartido entre los distintos clubes y federaciones.Aunque al cierre de esta edición aún no se conocían los términos finales del acuerdo entre europeos y africanos, de lo único que había una certeza absoluta es que el continente negro será de ahora en adelante uno de los grandes animadores del balompié internacional. Al fin y al cabo, si hoy han logrado sobresalir sin recursos económicos ni infraestructura, tan sólo basta pensar hasta dónde podrán llegar con un poco de apoyo económico. Para algunos, la respuesta está en los vaticinios de Pelé.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com