deportes

Rayo Vallecano de Falcao vence de visitante al Barcelona que resigna título de la Liga

El Barcelona encajó, por primera vez en su historia, su tercera derrota consecutiva en el Camp Nou.


El Rayo Vallecano del colombiano Radamel Falcao García en la banca se impuso 1-0 en el campo del Barcelona este domingo en un partido aplazado de la 21ª jornada de Liga, que permite al equipo madrileño amarrar prácticamente la permanencia y deja al Real Madrid a un punto del título.

Un gol de Álvaro García (7) dio tres puntos de oro para el Rayo Vallecano sorprendiendo a un Barcelona, que buscaba una victoria para afianzarse en el segundo puesto liguero.

La derrota del equipo azulgrana, segundo clasificado, empatado a puntos con el Sevilla, prácticamente abre la puerta a que el Real Madrid se convierta en campeón liguero el próximo fin de semana.

A los merengues les bastará un empate ante el Espanyol para alzarse con el título.

El Barcelona encajó, por primera vez en su historia, su tercera derrota consecutiva en el Camp Nou en una temporada tras caer contra el Eintracht en Europa League y el miércoles pasado contra el Cádiz, otro equipo en lucha por asegurar la permanencia en el campeonato español.

El equipo azulgrana volvió a atascarse este domingo ante un Rayo Vallecano que incomodó mucho a su rival con su presión alta e intensa.

“¡¡¡FINAAAAAAL EN EL CAMP NOU!!! (0-1)!!! ¡Inmensa e histórica victoria que nos hace alcanzar los puntos en la clasificación! Álvaro García (autor del gol)”, destacó el equipo en su cuenta de Twitter.

Luego del triunfo, el Rayo Vallecano publicó una foto del equipo en el que aparece el colombiano, Falcao: “Imagen para la HISTORIA”, escribió.

El partido

El equipo madrileño se adelantó pronto cuando Álvaro García definió con un gran tiro ajustado al palo tras aprovechar un pase filtrado de Isi Palazón (7).

El gol cayó como un jarro de agua fría sobre el público presente en el Camp Nou, que veía como a su equipo le costaba superar la presión rival.

El Rayo marcó de cerca a Frenkie de Jong y a Gavi cortocircuitando la circulación en el centro del campo azulgrana.

El Barça trataba de llegar arriba por las bandas, especialmente por la derecha, donde Ousmane Dembélé, como ocurrió en el partido contra el Cádiz, fue el hombre más peligroso y desequilibrante.

Por la otra banda también aparecía Jordi Alba con un disparo que se fue rozando la escuadra de la portería defendida por Stole Dimitrievski (25).

Los jugadores del Rayo Vallecano celebran al final del partido de fútbol de la liga española entre el FC Barcelona y el Rayo Vallecano de Madrid en el estadio Camp Nou de Barcelona el 24 de abril de 2022. (Foto de LLUIS GENE / AFP)
Los jugadores del Rayo Vallecano celebran al final del partido de fútbol de la liga española entre el FC Barcelona y el Rayo Vallecano de Madrid en el estadio Camp Nou de Barcelona el 24 de abril de 2022. (Foto de LLUIS GENE / AFP) - Foto: AFP

Antes Ronald Araújo había logrado cazar un balón en el área para soltar un disparo a la media vuelta que detuvo el portero rayista (12).

El equipo azulgrana logró sacudirse la presión rival en los últimos minutos de la primera parte imprimiendo algo más de velocidad a su juego.

Al filo del descanso, Pablo Martín Páez Gaviria ‘Gavi’ pudo igualar, pero su disparo se estrelló en el larguero de Dimitrievski (43).

El descanso sirvió al Rayo reactivarse tras sufrir en los últimos minutos de la primera parte.

El Rayo se reactiva

El equipo madrileño volvió a su plan inicial, presionando muy arriba y defendiendo en campo contrario para desesperación del Barça que no lograba salir cómodamente.

Movió Xavi el banquillo en busca de pólvora para animar a un Barça que no conseguía inquietar la portería rayista.

Nico y Memphis Depay entraron al campo por Ferran Torres, que apenas apareció, y Frenkie de Jong, también anulado por el marcaje del rival (59), mientras Luuk de Jong y Adama Traoré sustituyeron a Eric García y Aubameyang (70).

Los cambios sirvieron para animar al equipo azulgrana que dio un paso adelante, presionando más arriba y con más intensidad.

Dimitrievski tuvo que meter los puños para detener un disparo duro desde la frontal de Memphis (79).

Como ocurriera en la primera parte, el Barcelona se volcó sobre la portería contraria en los últimos minutos del segundo tiempo, pero el marcador no se movería.

*Con información de AFP.