economía

Humo blanco entre el presidente y gobernadores por el reparto de las regalías

El proyecto de ley, que busca modificar una vez más la forma en la que se distribuyen estos dineros, fue el motivo del encuentro. Los mandatarios locales iban inconformes.


Desde el punto de vista de los gobernadores, el proyecto de ley que busca reformar una vez más el sistema de regalías en Colombia tuvo una mejoría, luego de los ajustes acordados en el encuentro de este miércoles entre los mandatarios locales con el presidente Iván Duque.

Se trata de un proyecto de ley que plantea algunos ajustes a la manera de distribuir estos recursos, de forma que sirvan ahora para apalancar necesidades que llegaron de manera imprevista con el coronavirus.

No obstante, los gobernantes sintieron que les estaban quitando autonomía para manejar los recursos, lo que fue precisamente el espíritu del primer cambio que se le hizo al sistema de regalías en el 2011, cuando se acuñó la famosa frase del entonces ministro de hacienda, Juan Carlos Echeverry, de ‘repartir la mermelada en toda la tostada nacional‘.

El contexto que rodeaba a las regalías antes ese momento era de corrupción y mal uso de los recursos, los cuales estaban en manos de las regiones.

La transformación hecha permitió, precisamente, introducir criterios nuevos para repartir los dineros, sin que fueran a parar solo a los departamentos productores, en los que, no solo se despilfarraban los recursos en obras inútiles, sino que las regiones seguían sumidas en la pobreza pese a contar con cuantiosos montos provenientes de las regalías.

La decisión, en ese momento, permitió organizar el sistema en varios fondos, para que llegara plata también a las regiones pobres, aún si no tenían minerales en sus territorios.

Ahora, luego de que el Congreso aprobara la reforma al sistema el año pasado, para hacer una nueva modificación, los mandatarios locales, con cierta inconformidad, reclamaron porque veían que el proyecto reglamentario les quitaba autonomía para invertir la plata.

Fue así como pidieron al presidente Iván Duque un encuentro urgente, para manifestar su molestia con la propuesta presentada por los ministerios de Minas y de Hacienda.

En definitiva, estos son los puntos del acuerdo logrado, que permitieron humo blanco entre las dos instancias de la administración del país.

  1. Nueva fórmula para distribuir los recursos de Asignación para la Inversión Local: 15 por ciento del Sistema General de Regalías pasará de beneficiar a 309 municipios a más de 1.000 con los ajustes.

  2. Asignación para la Inversión Regional, que corresponde al 34 por ciento del sistema, será distribuida 100 por ciento a las regiones para proyectos de gran envergadura. El 2021 será de transición y a partir del 2022 los departamentos deberán garantizar el 40 por ciento en proyectos que impacten de manera significativa el territorio. Las obras objeto de este porcentaje serán presentados únicamente por las regiones.

  3. Distribución para asignación por población, necesidades básicas insatisfechas y tasa de desempleo: el 40 por ciento se hará por población, el 50 por ciento por NBI (necesidades básicas insatisfechas) y el 10 por ciento por desempleo. Con ello se busca que los departamentos más pobres tengan más recursos.

  4. Eliminan Ocad municipales y departamentales: la intención de esta medida es permitir que el trámite para la inversión de las regalías sea más ágil, pues se podrán aprobar proyectos de manera más expedita.

En todo caso, el proyecto de ley queda en manos del Congreso de la República, donde se adelanta el trámite y quedará expuesto a más ajustes.

La idea es que se avale cuanto antes, de tal modo que los cambios introducidos puedan incluirse en el presupuesto bianual de regalías que regirá para el periodo 2021 - 2022.